Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irene Garrido, secretaria de Estado de Economía y Emma Navarro, del Tesoro

El gabinete de Luis de Guindos renueva este viernes dos de sus altos cargos

Emma Navarro, la próxima secretaria general del Tesoro.
Emma Navarro, la próxima secretaria general del Tesoro.

El ministro de Economía e Industria, Luis de Guindos, ha tirado de las filas populares en el Congreso para ocupar la secretaría de Estado de Economía. Este viernes nombrará en el cargo a la diputada por Pontevedra y portavoz de la Comisión de Economía, Irene Garrido, quien según confirman fuentes del Ministerio reemplazará a Iñigo Fernández de Mesa.

Garrido fue presidenta del ICO durante catorce meses, entre mediados de 2014 y finales de 2015, cuando dimitió para volver a presentarse al Congreso como número dos por Ponteveda, por detrás de Ana Pastor. Antes había sido diputada en el Congreso desde 2010, consejera en Caixanova por el PP y profesora titular de la Universidad de Vigo en el departamento de Economía Financiera y Contabilidad.      

Irene Garrido.
Irene Garrido.

El nombramiento que ha hecho Guindos tiene una clara intención política. Lo normal habría sido que escogiese un perfil técnico, un economista del estado como Fernández de Mesa o el anterior secretario Jiménez Latorre. Sin embargo, Guindos ha optado por alguien que destaca por su trato exquisito y una buena interlocución con el resto de grupos parlamentarios, en especial los encargados del área económica, según explican fuentes del Congreso. En un contexto en el que es obligado negociar con la oposición, Garrido serviría de enlace entre el Ministerio y la cámara baja. En este sentido, vendría a sustituir la labor que ejercía Vicente Martínez Pujalte para el ministro. Aunque Guindos ya goza de una relación fluida con Luis Garicano de Ciudadanos, Garrido tendrá la misión de apuntalar esa sintonía. Otros Ministerios podrían buscar figuras con experiencia parlamentaria como Garrido.

Con la incorporación de un peso político como Garrido, Guindos trata además de cubrir una de sus carencias: su falta de anclaje en el PP en un momento en el que Rajoy ha optado por un equipo con tintes políticos.

El Consejo de Ministros también designará este viernes como secretaria general del Tesoro a la actual presidenta del ICO, Emma Navarro, quien tomará la silla que ostentaba hasta ahora Rosa Sánchez-Yebra, que ya se ha marchado rumbo al Banco de Desarrollo del Consejo de Europa en calidad de vicegobernadora de Estrategia. Al igual que Sánchez-Yebra, Navarro trabajó como jefa de gabinete del ministro de Economía, Luis De Guindos y es economista del Estado. 

Estos son sólo algunos de los cambios que tiene que afrontar Guindos. Por una parte, el ministro ha de buscar un relevo a Elvira Rodríguez al frente de la CNMV (Comisión Nacional de Mercado de Valores), a tres vocales de CNMC (Comisión Nacional del Mercado de la Competencia) y pactar con el PSOE un subgobernador para el Banco de España. Por otro lado, aunque ha ofrecido la continuidad a Jaime García-Legaz en la secretaría de Estado de Comercio, éste está valorando si sigue en el equipo del ministro.