Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las grandes entidades no subirán más las tarifas de los cajeros en 2017

Afirman que asumirán la nueva tasa del Ayuntamiento de Madrid sin elevar el coste directo al cliente

Sacar dinero en CaixaBank, Santander y BBVA, los bancos que cuentan con más cajeros automáticos, no será más caro en 2017. A final de este año deberán presentar las nuevas tasas por el servicio y han declarado que no las revisarán al alza. Actualmente el coste ronda los dos euros para los no clientes que utilizan sus máquinas. En octubre se ha cumplido el primer año de las nuevas tarifas, que supusieron triplicar lo que hasta ahora cobraban estas grandes entidades a través de los diferentes sistemas de pago. La implantación de estos precios por conseguir efectivo fue polémica porque desde el Ministerio de Economía se envió un claro mensaje al sector al considerar que la cuantía de dos euros era abusiva, pero las entidades se acogieron a la libertad de tasas y la impusieron.

Cajeros automáticos
Una usuaria de un cajero automático en Madrid. EL PAÍS

Hace semanas, las tarifas de los cajeros volvieron al debate público por el anuncio del Ayuntamiento de Madrid de que cobrará una tasa a los bancos que tengan las máquinas a pie de calle. Los principales directivos bancarios no han ocultado su malestar por la nueva tasa. Según la Asociación Española de Banca (AEB), en el seno de la patronal se está analizando la posibilidad de recurrir esta iniciativa del Ayuntamiento de Manuela Carmena, aunque por el momento no se ha tomado ninguna decisión.

Preguntado sobre esta tasa municipal, con la que Madrid se suma a un recargo que ya existe en otras 19 ciudades, el consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, manifestó su disconformidad durante la presentación de resultados del banco: "No nos gusta. Es un coste más que hay que gestionar. Trataremos de que afecte lo menos posible a la realidad del servicio" y descartó la subida a los clientes. Preguntado por la misma cuestión, Carlos Torres, número dos del BBVA, negó cualquier cambio en las tasas y añadió que no se trata de una cuestión "relevante" para BBVA. "Tendrá un impacto pequeño", señaló.

La polémica decisión del Ayuntamiento de Madrid de establecer una tasa a cajeros automáticos a partir del 1 de enero no es nueva y cuenta con una sentencia favorable del Tribunal Supremo. Se establecerán nueve categorías fiscales con tasas anuales que variarán desde los 26,21 euros a los 747,22 euros por cajero en función de la categoría fiscal de la calle.con la tiene previsto recaudar hasta 745.405 euros, a través de los 2.084 cajeros presentes en Madrid,

Entre las ciudades que incluyen esta figuran está Barcelona, Las Palmas de Gran Canaria, Ciudad Real, Jaén, Cartagena, Teruel, Illescas (Toledo), Arrecife (Lanzarote), Alcalá de Henares, Bilbao, Málaga, Murcia, Zaragoza, Valencia, Sevilla, Las Rozas, Torrelodones, Pozuelo de Alarcón y Boadilla del Monte (estos cuatro últimos, en Madrid).

Desde la AEB, su portavoz, José Luis Martínez Campuzano, afirmó que están "en contra" de estas tasas porque, en su opinión, "supone gravar un servicio básico" como el acceso a la liquidez. Campuzano advirtió igualmente de que esta tasa podría repercutir en el cliente, aunque eso, ha asegurado, dependerá de la política comercial de cada entidad financiera.

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, afirmó que la nueva tasa a los cajeros "acabarán pagándola los ciudadanos. El banco no va a perder dinero, al final se lo repercutirán al ciudadano. Esta no es la forma de hacerles la vida más fácil a los madrileños, friéndoles a tasas y a impuestos, encima de forma injustificada porque el año pasado el Ayuntamiento de Madrid tuvo superávit", dijo Begoña Villacís en el programa de televisión Los Desayunos de TVE

Más información