El Estado dejará desierta la subasta de BMN si las ofertas son bajas

El FROB contratará a dos asesores: uno para analizar la unión con Bankia y otro para estudiar las ofertas de los competidores

Sede del banco BMN en la calle Cedaceros de Madrid.
Sede del banco BMN en la calle Cedaceros de Madrid.Claudio Alvarez

La venta del Banco Mare Nostrum (BMN), liderado por la antigua Caja Murcia, está en el centro de la polémica. Parte de los grandes bancos han reclamado que la desinversión en BMN, controlado por el Estado, sea un proceso abierto y que no se entregue a Bankia sin que los competidores puedan pujar por él. El fondo de rescate, el FROB, ya ha publicado el pliego para contratar a un asesor que estudiará cuántas ayudas públicas se recuperarán con la fusión Bankia-BMN. Se le pagará un máximo de 360.000 euros. Otro experto analizará la venta de BMN a un tercero, pero si las ofertas son bajas, el Estado dejará desierta la subasta, consciente del gran valor que este banco puede aportar a Bankia, lo que impulsaría la recuperación de las ayudas públicas.

El nuevo Gobierno de Rajoy tendrá pronto un tema para discutir con las demás fuerzas políticas, la desinversión en el Banco Mare Nostrum (BMN), donde los contribuyentes se juegan 1.645 millones invertidos. Hasta el momento, ningún partido se ha mostrado en contra, pero falta llevarla a cabo. BMN es un banco en reestructuración, no en resolución, como fueron los que quebraron: Unimm, Novagalicia y Catalunya Banc. Es decir, BMN afronta su desaparición como entidad independiente por la difícil situación del mercado —provocado por los bajos tipos de interés—, y porque cree que se recuperarán más ayudas si se une a Bankia, pero es una entidad viable.

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, abrió el proceso a finales de septiembre. El asunto es una patata caliente porque está en juego la recuperación de las ayudas públicas, un tema en el que el Gobierno ha incumplido su promesa de que los ciudadanos no pagarían nada. Ya se dan por perdidos unos 26.000 millones.

12 semanas de proceso

Más información
Bankinter pide que se subaste BMN y que no se ofrezca solo a Bankia
El FROB estudia que Bankia absorba BMN, el banco de Caja Murcia
El fondo de rescate busca una salida para el banco BMN

El proceso de análisis de BMN durará “12 semanas desde la publicación del proceso”. Esto supone, en la práctica, que los informes estarán disponibles para mediados de febrero, aunque los trámites y la legislación retrasen la operación hasta junio de 2017.

El FROB deberá saber si para el Estado es más rentable unir BMN a Bankia o que se lo quede un competidor. El FROB ya ha anunciado que dispone de un presupuesto máximo de 360.000 euros para pagar al experto que analizará las ventajas de una fusión. Pronto se abrirá otro proceso de selección, con un presupuesto previsiblemente menor, para que otro consultor diferente estudie el interés de los competidores por la entidad, si es que alguien realiza alguna oferta.

Bankia pagará con acciones; el resto, con euros

Í. de B.

Hace días, la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa afirmó: “Darle BMN a Bankia es un problema de falta de igualdad ante el mercado”. Siguió su homólogo en el BBVA, Carlos Torres, que pidió que se subaste BMN para distorsionar “lo menos posible la competencia”. En términos similares se pronunció Pedro Larena, del Popular, y José Antonio Álvarez, del Santander. Pero fuentes financieras creen que los grandes no pujarán por BMN. Además de los problemas de capital y rentabilidad, tendrían que pagar con euros. Con un canje de acciones, entraría el Estado en su capital. Sin embargo, Bankia pagará con títulos, una ventaja decisiva en el proceso.

Fuentes del mercado aseguran que el Estado tiene muy claro que el hecho de recibir ofertas de competidores no le va a obligar a vender BMN al que más ofrezca. Legalmente no tiene obligación de realizar una subasta porque es una reordenación de participaciones públicas, aunque sabe que, si no lo hace, crecerán las protestas.

Si la oferta presentada es escasa, se declararía desierta. En el FROB existe el convencimiento de que BMN aportará gran valor a Bankia ya que tiene oficinas en Baleares, Murcia y Andalucía, en donde la entidad de Goirigolzarri no tiene presencia. Además, podría obtener muchos ahorros de costes prescindiendo de parte de los servicios centrales de BMN. Y habría que sumar los costes de los despidos, derivados de la fusión. El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, dijo la semana pasada que la fusión “tiene lógica industrial; ahora hace falta ver si también tiene lógica financiera”, es decir, el precio.

“Se van a comparar las sinergias y ventajas que tiene la incorporación de BMN en Bankia. No se busca dinero a corto plazo”, apuntan estas fuentes. La clave está en “el análisis comparativo y valoración de la mejor estrategia para optimizar la recuperación de las ayudas”, según dice el pliego.

El FROB es consciente de que la oportunidad para recuperar el dinero de los contribuyentes llegará en la privatización de Bankia, que aglutina 22.424 millones de euros del Estado, y ahí los activos de BMN podrían incrementar su valor.

Con la contratación de los asesores independientes, el Gobierno quiere eliminar las sospechas de parcialidad en favor de Bankia. Habrá muchos ojos puestos en esta operación porque tanto BMN como Bankia tienen accionistas minoritarios que podrían salir perjudicados.

Por eso, la valoración de BMN será clave: si la entidad se valora poco, se perjudicará a Caser y otros inversores institucionales, así como a las fundaciones de las cajas de Murcia, Sa Nostra y Granada, que tienen el 15,5%. Si se paga mucho, serán los accionistas de Bankia los que afronten la factura. Los competidores estarán muy atentos porque BMN hará que Bankia sea un 20% más relevante en activos y créditos. La concentración bancaria ha empezado. 

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS