Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Si vive en EE UU, mire al suelo: puede encontrar un centavo de mil dólares

Un banco estadounidense pone en circulación un centenar de "pennies de la suerte" en una campaña para fomentar el ahorro

El vicepresidente Biden aganchándose para recoger dos monedas
El vicepresidente Biden aganchándose para recoger dos monedas AP

Joe Biden es un maestro al romper con la tensión que domina la campaña electoral en Estados Unidos. Hace unos días, al salir de desayunar de un café en Vermont, se agachó de repente en la puerta del local al notar dos cosas resplandecientes en el suelo. Nada más bajar las escaleras, el vicepresidente alargó los brazos con rapidez para coger el preciado tesoro antes de que se percatara la comitiva.

Eran dos monedas. El tío preferido de América, como se conoce al político demócrata, no dudó en enseñarlas a la cámara e hizo un comentario, sabiendo que sus días en la Casa Blanca están contados. “Cada centavo vale cuando te vas a quedar sin trabajo”, dijo. Es su versión del dicho, “si ves un penny, cógelo”. No es el único que estos días no pierde la oportunidad de acumular calderilla en el bolsillo.

La moneda no es legal y forma parte de una campaña promocional bautizada como el “Centavo de la Suerte”

Una entidad bancaria en EE UU quiere demostrar que realmente merece la pena parar en medio de la calle para coger la moneda de Abraham Lincoln. Para ello ha puesto en circulación por todo el país un centenar de piezas de centavo de dólar por un valor de 1.000 dólares la pieza. Los pennies, como se conoce popularmente a esta denominación, llevan el logo del banco en lugar del busto presidencial.

La cara de la moneda con el valor aparece un uno seguido por cinco ceros: 100.000 centavos. La moneda no es legal y forma parte de una campaña promocional bautizada como el “Centavo de la Suerte”, con la que Ally Bank busca que incentivar el ahorro entre sus clientes. La entidad estadounidense, con sede en Detroit, es conocida por ser muy astuta y agresiva en sus campañas publicitarias.

El banco repartió los centavos de la suerte en las ciudades de Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Washington, Miami, Denver, Detroit, San Diego, Charlotte y Austin. Ally Bank era el antiguo banco que daba financiación a la compra de coches fabricados por General Motors, antes de la crisis financiera. Los pennies de 1.000 dólares solo se podrán canjear hasta final de este año.

Cada día se producen cerca de 30 millones de pennies, lo que eleva el total en el año a 13.000 millones. La campaña publicitaria, de hecho, está ayudando a revelar algunos detalles curiosos de los centavos. Por ejemplo, Lincoln es el único presidente en las monedas en circulación que mira hacia la derecha. Acuñar cada pieza vale 1,8 centavos. Dicen que sale cruz en cuatro de cada cinco veces que se lanza.