Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

S&P advierte del riesgo de unas terceras elecciones para la economía

La agencia de calificación afirma que unos nuevos comicios perjudicarían la confianza y amenazarían el crecimiento

Fachada de la sede de Standard & Poor's en Nueva York, Estados Unidos.
Fachada de la sede de Standard & Poor's en Nueva York, Estados Unidos. EFE

La agencia de calificación estadounidense Standard & Poor's ha confirmado la nota de la deuda pública española manteniéndola en el BBB+, siete escalones por debajo de la máxima calificación y tres por encima del título de bono basura. Sin embargo, en su informe advierte de que la incertidumbre sobre la falta de Gobierno podría acabar afectando la marcha de la economía el año que viene. "El rendimiento económico de 2017 depende de si continúa el actual enfrentamiento político", afirman los analistas de la empresa de riesgos crediticios en relación al Reino de España.

"Creemos que una tercera ronda de elecciones generales en sólo 12 meses podría crear riesgos a la baja para nuestras estimaciones económicas debido al potencial impacto negativo en la confianza de los consumidores y las empresas. Sin un Gobierno en plenas condiciones a finales del mes próximo, el presupuesto de 2016 tendrá que prorrogarse en 2017, lo que -en ausencia de una corrección del parlamento- podría implicar un descenso del gasto público en términos reales y un daño para la economía", sostiene el documento elaborado por la agencia de calificación, una de las tres principales del mercado. Es más, Standard & Poor's asegura que "el bloqueo político" ya ha afectado negativamente a la inversión pública si se compara con 2015. 

Incluso si finalmente se consigue orquestar un Ejecutivo, la agencia considera que el panorama político no será favorable a las reformas estructurales necesarias para atajar las vulnerabilidades que todavía sufre la economía. A saber: un desempleo y una deuda externa demasiado elevadas. "El nuevo Gabinete, que probablemente sea uno débil, estará más preocupado por las políticas de partido que los Ejecutivos anteriores. [...] Los siguientes Gobiernos serán incapaces de preservar el importante historial de reformas que han impulsado la competitividad desde 2010 y podrían incluso deshacerlas, lo que en nuestra opinión lastraría el crecimiento económico", reza el análisis de la firma de evaluación de riesgos.

A juicio de S&P, la lista de reformas pendientes contempla: acabar con un mercado laboral segmentado entre fijos y temporales; la liberalización de los servicios profesionales; mejorar la educación y las políticas activas de empleo; facilitar la actividad de las empresas; medidas para aumentar el tamaño de las pymes y una reforma de la política energética.    

Aun así, Standard & Poor's mantiene, por el momento, la perspectiva del rating de España como "estable" y reconoce que la economía ha conseguido "enormes progresos". "El impulso de la recuperación continuará y, junto a una gradual consolidación presupuestaria, compensará los riesgos de la incertidumbre política, de las enormes deudas con el exterior y de la débil demanda externa", concluye.  

La firma estadounidense también cree que las Administraciones Públicas serán capaces de alcanzar el objetivo de déficit del 4,6% exigido por Bruselas para este año. No obstante, prevé que en 2017 la cifra se situará en el 3,6%, lejos del 3,1% establecido como meta para ese ejercicio.

De acuerdo con sus estimaciones, el crecimiento medio de la economía española se situará en el 2,4% en el periodo comprendido entre 2016 y 2019. Standard & Poor's prácticamente certifica el fin de la crisis económica en España al afirmar que el país se aproxima a los niveles de Producto Interior Bruto previos a la crisis de 2007.