Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI reclama a los bancos centrales que se adapten a los cambios en el sistema financiero

El organismo conclye que las entidades, desde aseguradoras a agencias de cambio de divisas, potencian la acción de la política monetaria

Chistine Lagarde en un encuentro con estudiantes en la Universidad Kellogg
Chistine Lagarde en un encuentro con estudiantes en la Universidad Kellogg EFE

La importancia de las instituciones no bancarias en el conjunto del sistema financiero es cada vez mayor. Eso plantea un reto para los bancos centrales mundiales, pese a que no haya evidencias que indiquen que esté debilitando la efectividad de la política monetaria. Más bien lo contrario. Por eso el Fondo Monetario Internacional (FMI) reclama que se recalibre la acción de una manera constante.

Este tipo de entidades no están reguladas por las mismas agencias nacionales que supervisan a los bancos. Se trata principalmente de fondos de inversión y de pensiones, firmas aseguradoras, compañías que ofrecen servicios de cambio de divisas y organizaciones que conceden pequeños préstamos. Se presentan, por tanto, como una alternativa a la banca tradicional ya que también manejan el riesgo y las inversiones.

Hay un debate muy intenso sobre el cambio estructural derivado de la innovación financiera y sobre cómo estos nuevos actores rebajan la labor de intermediación de la banca tradicional, el principal canal de transmisión de la política monetaria. El FMI incluye en su informe para la reunión de otoño un estudio que trata de exponer qué repercusiones tienen estas firmas en la estabilidad financiera.

Gaston Gelos, número dos en el departamento de mercados de capitales del FMI, afirma que el crecimiento de estas entidades no bancarias está “reforzando” o “amplificando” los afectos de la acción de lo bancos centrales. Por este motivo, señala que las autoridades deben tener “más cuidado cuando aprietan el acelerador o el freno” y por eso reclama que se adapten a los cambios para controlar mejor sus efectos.

La innovación financiera está facilitando las cosas para el consumidor porque ofrece más alternativas. Y esto sucede al mismo tiempo que los grandes bancos se ven sometidos a una mayor regulación tras la pasada crisis financiera. El FMI pide también a los reguladores nacionales e internacionales que vigilen la evolución de los balances de estas entidades, para reducir los riesgos a la estabilidad financiera.