Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis de Abengoa

Imputado el nuevo presidente de Abengoa por la indemnización de Benjumea

Antonio Fornieles participó en la comisión que dio 11,5 millones al anterior presidente por su salida

Antonio Fornieles, en la Audiencia Nacional.
Antonio Fornieles, en la Audiencia Nacional.

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha citado como investigado –antigua denominación de imputado- al actual presidente de Abengoa, Antonio Fornieles, dentro de la causa por la indemnización de 11,5 millones de euros otorgada a su antecesor en el cargo, Felipe Benjumea, antes de que la energética andaluza presentara un preconcurso de acreedores asfixiada por una deuda de 9.000 millones de euros.

Fornieles participó en la Comisión de Nombramientos y Retribuciones de Abengoa que el 23 de septiembre acordó por unanimidad dar la millonaria indemnización a Benjumea. La juez Lamela ha citado, para el próximo 6 de octubre a Fornieles, a la presidenta de aquella comisión, Mercedes Gracia, y a la vocal Alicia Velarde.

En diciembre de 2015 la juez Lamela inició la investigación sobre las retribuciones de Felipe Benjumea, y el ex consejero delegado de la compañía, Manuel Sánchez Ortega, después de que un grupo de bonistas interpusiera una querella contra ellos por su indemnización.

Los bonistas consideran que, con las “exorbitantes” indemnizaciones, los directivos buscan “su lucro personal” en lugar de “salvar a los inversores” de la compañía de energía renovable. La querella acusa a Benjumea y Sánchez Ortega de un delito de administración desleal.

En el caso del ex consejero delegado, los bonistas también aprecian un delito de uso de información privilegiada. Sánchez Ortega, que dejó la empresa en mayo pasado, percibió una “contraprestación contractual” de 4,48 millones de euros más un bonus variable de 3,3 millones. Tras salir de la energética, Sánchez Ortega fichó por el fondo de inversión Blackrock, que pocas semanas después de contratarle empezó a adoptar posiciones bajistas en Abengoa. Según los querellantes, el exdirectivo pudo beneficiarse de su conocimiento de la situación real de su antigua empresa para adquirir acciones a la baja.