Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abengoa confía en cerrar su plan de rescate a comienzos de octubre

La firma de ingeniería pagará un interés del 14% a los fondos que inyectan 1.170 millones

Planta solar de Abengoa en Sanlúcar la Mayor.
Planta solar de Abengoa en Sanlúcar la Mayor. REUTERS

Abengoa confía en cerrar completamente su crisis a comienzos del próximo mes de octubre, con el plan de salvamento aprobado por los acreedores, el juez y la junta general de accionistas, según el calendario presentado este martes por la firma a los acreedores y analistas y remitido a la CNMV.

La firma industrial y de ingeniería sevillana estima que antes del 31 de agosto convocará la junta de accionistas, que se celebrará a finales de septiembre o comienzos de octubre para aprobar el acuerdo. Previamente, y durante el mes de septiembre el 75% de los acreedores deberán dar el visto bueno al acuerdo, que será sancionado por el juez también antes del 30 de septiembre.

Los planes de Abengoa son disponer de los 1.170 millones de euros que deben inyectar los fondos en el último trimestre de este año, y analizar las desinversiones en activos no estratégicos con el fin de capitalizar la empresa. La empresa deberá pagar unos intereses del 14% anual por estos fondos, que se harán con hasta el 50% del capital. De ese tipo, el 5% se paga en efectivo anualmente y el 9% restante se capitaliza y se paga al final del préstamo, en 2020.

Además, la deuda antigua pasará de 7.511 millones de euros a 2.253 millones. Los bancos que la capitalicen tendrán al final un 40% del capital. Si optan por esta opción conservarán además el 30% restante de sus créditos, a devolver en un plazo que oscilará entre los 66 y 72 meses, con posibilidad de prórroga hasta en dos años adicionales y un interés del 1,5% anual.

Línea de bonos

Abengoa considera que el nuevo plan de viabilidad le permitirá cubrir mediante líneas de bonos los próximos seis o nueve meses, para, posteriormente, poder operar bajo un curso normal de negocio.

Además, el plan del grupo de ingeniería y energías renovables pasa por alcanzar un flujo de caja positivo a partir de 2017, tras llevar a cabo la venta de activos no estratégicos por 421 millones de euros. En concreto, Abengoa prevé conseguir 285 millones de euros este año por la venta de activos y otros 136 millones de euros más en 2017 por desinversiones.