Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios mexicanos pierden la paciencia con los maestros

La patronal pide al Gobierno que detenga los bloqueos en las carreteras de los profesores que se oponen a la reforma educativa

Un tren en Michoacán atraviesa una vía después del bloqueo de los maestros.
Un tren en Michoacán atraviesa una vía después del bloqueo de los maestros.

Los empresarios mexicanos han manifestado en los últimos días su hartazgo por los bloqueos de carreteras provocados por los maestros. Hace 10 semanas los docentes comenzaron el cierre de las principales autovías del suroeste del país, lo que ha provocado desabasto de insumos en el comercio y la industria de la región. Los profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) protestan contra la reforma educativa que en 2013 firmó el presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

Diversas cámaras empresariales han denunciado que los maestros intentan extorsionar al Gobierno para mantener privilegios de antaño. “Eso [los bloqueos] se denomina simplemente extorsión, misma que es inaceptable. ¡Ya basta! El bienestar del país no puede ser rehén de intereses cuestionables de unos cuantos”, dijo el miércoles Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México.

Los empresarios han comenzado a perder la paciencia mientras ven crecer las pérdidas en sus negocios. En los sectores del turismo y el comercio han calculado una merma de 396 millones de dólares en los Estados de Michoacán, Oaxaca, Chiapas y Guerrero, según datos de la Confederación de Cámaras Nacionales, Servicios y Tursimo (Concanaco). En julio, por ejemplo, el conflicto impidió que algunos turistas llegasen a la ciudad de Oaxaca para la fiesta de la Guelaguetza, la más importante de la región. Los empresarios estiman que cuatro de cada 10 turistas interesados en acudir a este destino han cancelado su visita.

En los sectores del turismo y el comercio han calculado una merma de 396 millones de dólares en los Estados de Michoacán, Oaxaca, Chiapas y Guerrero

Una de las denuncias más constantes de la iniciativa privada es que el Gobierno mexicano ha sido permisivo con los profesores y excesivamente generoso al ofrecerles mesas de diálogo para analizar la reforma. “No se puede sostenerse una mesa de diálogo con quienes, en este mismo momento, siguen en las calles impunemente violando la ley”, ha dicho Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Los maestros de la CNTE han tocado en las últimas semanas una de las fibras más sensibles de la industria mexicana: el puerto de Lázaro Cárdenas, en el Estado de Michoacán. Este lugar es el epicentro de la exportación e importación de metales desde Asia. Algunos grupos han bloqueado tanto las carreteras como las vías ferroviarias que conducen hacia este sitio, impidiendo el transporte de acero y otros metales. El cierre solo ha durado una semana, pero ha sido suficiente para que el sector del acero pierda 37 millones de dólares por retrasar la entrega de 20.000 toneladas de metal en todo el país.

La Administración de Peña Nieto encontró como una solución paliativa el transporte de insumos agrícolas y comerciales por vía aérea desde el centro del país durante los primeros días de la protesta. Sin embargo, el bloqueo ha tocado a sectores que necesitan las vías para operar con normalidad.