Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Easyjet se prepara para el Brexit y solicita licencia de otro país de la UE para operar

La compañía solicita tener el permiso de operaciones de otro país miembro para poder seguir volando sin restricciones en toda la UE

Un avión de la aerolínea británica EasyJet en el aeropuerto Berlín
Un avión de la aerolínea británica EasyJet en el aeropuerto Berlín EFE

La aerolínea de bajo coste Easyjet se prepara para el Brexit. Su centro de operaciones está en el aeropuerto de Luton, en Londres. Su certificado de operador aéreo es británico. Y cuando deje de ser territorio de la Unión Europea, no quiere tener problemas para operar por todo el continente sin ser una compañía comunitaria ni dejar de disfrutar de las ventajas que conlleva. Como parte de su plan de contingencia, ya ha pedido un certificado de operador aéreo (COA) en otro país de la Unión Europea.

"EasyJet está presionando al Gobierno del Reino Unido y a la UE para que garanticen la continuación de un mercado totalmente desregulado y libre para la aviación entre el Reino Unido y Europa", ha señalado en un comunicado. "Como parte de la planificación de contingencia que organizó EasyJet antes del referéndum, tuvimos discusiones informales con una serie de reguladores europeos de aviación para el establecimiento de un COA en un país europeo que permita a EasyJet volar a través de Europa como lo hace hoy", ha señalado la empresa, sin especificar a qué regulador se refiere. EasyJet ha comenzado el proceso formal para obtener ese COA," dijo.

EasyJet hizo hincapié en su comunicado en que no tenía planes para abandonar Luton, al norte de la capital británica, donde la aerolínea tiene su base desde hace dos décadas.

Con la salida de Reino Unido de la UE, a menos que los negociadores británicos logren conseguir condiciones especiales para las compañías de su país en relación con la UE, las líneas aéreas británicas perderán las ventajas de ser empresas comunitarias. Así, ya no tendrán la posibilidad de fijar libremente las tarifas aéreas para vuelos en la UE y para poner en marcha cualquier ruta en Europa deberán obtener autorización previa. Significa que los pasajeros que lleguen o se vayan del Reino Unido se enfrentará a tasas distintas, mientras que las compañías aéreas británicas serán más lentas a la hora de desarrollar nuevas rutas.