Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La SEPI pierde 151 millones en 2015, un 65,8% más que el año anterior

La facturación total del grupo de empresas públicas ascendió a 4.453 millones, un 3,5% más

El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ramón Aguirre
El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ramón Aguirre

Las pérdidas de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) aumentaron en 2015. Pasaron de 91 millones a 151 millones, un 65,8% más que el ejercicio anterior. Según apunta la empresa, las pérdidas se deben al lastra que supusieron el año pasado los astilleros públicos, Navantia, y la empresa minera, Hunosa.

El año pasado el holding que agrupa las participaciones del Estado en empresas, la SEPI, aumentó su facturación hasta los 4.453 millones, un 3,5% más que en 2014. La cifra mengua hasta los 4.166 millones si lo que se toman son los ingresos netos y no los totales del grupos.

En la nota explicativa de la SEPI, en la que informa de que el consejo de administración de la sociedad ya ha aprobado las cuentas, también explica que la principal causa de las pérdidas son los números rojos de los astilleros públicos, Navantia, y de la compañía minera del norte, Hunosa. También ha pesado en el balance el deterioro del 20% del capital de la tecnológica Indra que el holding público posee. No obstante, la SEPI no detalla en qué medida cada una de estas empresas lastra al grupo. En el lado positivo de las cuentas, la SEPI se sitúa a compañías cotizadas como Red Eléctrica y Airbus.

El aumento de la facturación se debe a la recuperación de la contratación de empresas como Ensa y Tragsa, empresa que ha llevado adelante una regulación de empleo recientemente. En la primera, el incremento fue muy importante, del 56%. En la segunda, de un 5%.

Durante 2015, la inversión más relevante que ha hecho el grupo de empresas pública ha sido el rescate de Alestis Aeroespace, una operación que ha supuesto el desembolso de 13,5 millones. Según explica la SEPI, esta firma emplea a 1.600 trabajadores y tiene seis plantas de producción (cinco en España y una en Brasil).

En total, el holding que dirige Ramón Aguirre y que es propietario o tiene parcipaciones en empresas como la Agencia EFE, el grupo Correos, Izar o Cofivacasa, empleaba a 73.239 trabajadores. Y su endeudamiento financiero es de apenas 90 millones, procedentes de una emisión de bonos realizada cuando todavía se llamaba Instituto Nacional de Industria (INI).