Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los muebles ya no se tiran

La venta de mobiliario de segunda mano gana peso entre las aplicaciones móviles

Miguel Gil, de Vaciatucasa, ayuda a clasificar, medir y tasar el mobiliario en casa de una clienta.
Miguel Gil, de Vaciatucasa, ayuda a clasificar, medir y tasar el mobiliario en casa de una clienta.

La fiebre por la venta de todo aquello que no se usa ha calado en el mobiliario. Cada vez más propietarios buscan una salida remunerada a sus muebles usados, en lugar de tirarlos o regalarlos. "El mercado de segunda mano permite obtener una media de 1.014 euros por la venta del mobiliario y objetos de decoración de un antiguo salón-comedor estándar", explican en Viboo, plataforma a través de la cual se vendieron muebles y objetos de decoración de segunda mano por valor de 21 millones de euros durante 2015.

Los objetos más buscados en esta plataforma son las mesas, que parten de un precio medio de 92 euros; seguidas de los clásicos juegos de cuatro sillas, por valor de 99 euros. Los muebles dedicados al descanso se encuentran también entre los más vendidos. La combinación de sofá y dos sillones para el salón se sitúa en los 290 euros.

Por un antiguo salón-comedor se pueden sacar unos 1.000 euros de media

Los muebles de televisión se venden por un precio medio de 73 euros, y los televisores, por 135. "Otro de los objetos que siempre renovamos en función de la decoración son las cortinas y estores, que podemos vender o comprar por unos 66 euros, y las lámparas, por unos 38. En función de sus medidas y materiales, las alfombras suelen venderse alrededor de los 60 euros, y los cuadros y láminas en el entorno de los 66 euros. Además, podemos ampliar el almacenaje de nuestro comedor con dos estanterías y una librería por unos 95 euros", explican en Vibbo.

Esta y otras aplicaciones de segunda mano, como Wallapop, Milanuncios, Loquo, Pikeando (portal de anuncios gratuitos para la compraventa de artículos de segunda mano comprados en Ikea), eBay o incluso Amazon, son escaparates online en los que el particular se registra, publica un anuncio gratuito y espera la llamadas de posibles interesados.

Pero resulta insuficiente para los propietarios o inquilinos que cambian a una vivienda más grande o pequeña, se mudan de ciudad o país, o simplemente quieren redecorar sus casas. Un anuncio se queda corto, ya que se trata de colocar el mobiliario completo de la vivienda o de parte de ella. Esta es precisamente la situación personal en la que se encontraron hace ya casi tres años los fundadores de la empresa Vaciatucasa.

Vaciatucasa encuentra compradores en caso de mudanzas a otra vivienda

Julia Trobo, decoradora y apasionada del mobiliario, y su pareja, Miguel Gil de Gómez, tuvieron la necesidad de liquidar una serie de artículos y no encontraron quien les ayudara para evitar negociar y publicar los anuncios por su cuenta. "En un principio, el trabajo fue totalmente amateur, liquidando nuestros propios artículos; posteriormente tuvimos que ayudar a unos familiares. Poco a poco nos pidieron más ayuda y vimos que ofrecíamos un servicio; decidimos dar el paso y trabajar con clientes que no tienen un vínculo afectivo con nosotros", explican.

Desde entonces gestionan la compraventa de artículos de segunda mano de propietarios de la Comunidad de Madrid que deciden vender sus artículos. El mobiliario se expone en la vivienda de su dueño. Esta fórmula evita almacenaje, transporte y deterioros, ya que el mobiliario no sufre cuando se monta y desmonta. Los muebles se venden durante un plazo que va de cuatro a seis semanas, y si el cliente se deja asesorar y acepta rebajas en el precio, se consigue vender entre el 70% y el 90% de sus artículos.

Su cliente no siempre busca el ahorro económico. "El grueso son gente de clase media y media-alta que disponen de poco tiempo y que están en un proceso de herencia, mudanza al extranjero o traslado de un chalé a un piso", dice Gil de Gómez.

El negocio funciona a través de su plataforma web, en la que suben los hogares, clasificados por nombre del propietario y ubicación. De esta forma, al entrar en el fichero de un hogar aparecen todos los artículos que tiene a la venta.

La empresa acude a la vivienda del propietario para fotografiar todos los muebles, medirlos, tasarlos y realizar una descripción de los mismos. Gestionan las llamadas y cierran las visitas. Su comisión es de un 25% sobre las ventas que efectúan más IVA. "Nuestro principal interés es conseguir la mayor rentabilidad por los artículos de nuestros clientes, puesto que nuestro beneficio empresarial procede de la propia cuantía de ventas. A más ventas, mayor beneficio para nosotros".

Otra tienda online de muebles y elementos de decoración de segunda mano es Tutrato. Los objetos, tanto antiguos como modernos, que hay expuestos en los más de 600 metros cuadrados de la tienda se ofrecen tanto en venta como en alquiler.

La empresa valora los muebles que el dueño quiere dejar en depósito y pactan el precio de partida y la rebaja máxima que están dispuestos a aceptar. Cuando un mueble no encuentra comprador, cada dos meses baja un 10% su precio.