Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deuda pública se redujo en abril en 16.333 millones por los vencimientos

En el cuarto mes del año vuelve a quedarse por debajo del 100% del PIB porque se han amortizado compromisos financieros

El ministro de Economía, Luis de Guindos, al inicio de la reunión de ministros de Finanzas del Eurogrupo en Luxemburgo ayer
El ministro de Economía, Luis de Guindos, al inicio de la reunión de ministros de Finanzas del Eurogrupo en Luxemburgo ayer EFE

La deuda pública de España ha descendido en 16.333 millones de euros y se sitúa en el 99,03% frente al 99,17% de diciembre de 2015 y el 100,5% registrado en marzo de 2016. El montante total cae hasta los 1,078 billones de euros, y la razón de este fuerte descenso radica en el calendario de vencimientos.

Este año las amortizaciones de bonos se han concentrado en abril. Básicamente, en ese mes tocaba devolver mucho dinero a los inversores, y eso ha rebajado el montante total de deuda. En abril se reintegraron casi 41.000 millones de euros a bonistas, unos 20.000 millones más de lo que se había pagado a estas mismas alturas en 2015.

Entre enero y marzo de este año, el Tesoro fue adelantando emisiones sin que se produjesen amortizaciones de bonos. Aunque el ritmo de devoluciones de letras ha sido casi el mismo, el de los bonos ha sido distinto: mientras que el año pasado por esas fechas ya se habían registrado dos vencimientos fuertes de bonos, en 2016 no había habido ninguno.

De ahí que entre enero y marzo de este año la deuda se anotase un incremento por valor de 22.969 millones, muy por encima del aumento de 18.052 millones de los del primer trimestre del año pasado. Y ello a pesar de tener en 2016 menos necesidades de financiación, que este año ascienden en términos brutos a los 120.301 millones de euros frente a los 139.000 millones que se captaron en el ejercicio anterior.

El objetivo se mantiene

A pesar del súbito endeudamiento de comienzos de año, el Gobierno mantiene que este año se conseguirá reducir en 3 centésimas los pasivos del conjunto de las Administraciones Públicas. El objetivo fijado de deuda a cierre de 2016 se fija en el 99,14%, por debajo de la previsión del 100,3% que ofrece la Comisión Europea.

El Tesoro del Reino de España ha emitido en lo que va de año el 56,1% de sus necesidades de financiación, con un coste de emisión a 31 de mayo del 0,87%, unos niveles históricamente bajos gracias a la financiación del BCE.