Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Goirigolzarri cuestiona su continuidad en Bankia si se convierte en banco de uso público

El máximo responsable dice ser contrario a que se utilice la entidad "como instrumento de política económica"

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante su intervención en los cursos de verano de la UIMP de Santander.
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante su intervención en los cursos de verano de la UIMP de Santander.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, se mostró rotundo en su negativa a que la entidad pueda ser utilizada como un elemento de planificación económica, es decir, dirigida con criterios políticos desde el Gobierno, como reclama Podemos. 

Durante su intervención en un curso organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la UIMP de Santander, patrocinado por BBVA, el presidente del banco insistió: "No comparto el modelo de banca pública". Y lo justificó por tres razones: la primera es que dijo no conocer "ningún ejemplo de banca comercial que sea pública y sea un modelo sostenible y no conozco ningún caso de banco sostenible que se utilice como instrumento de política económica".

Segundo, porque si se usa un banco público "como elemento contracíclico, para conceder más créditos, el resultado es que llegará la necesidad de realizar más provisiones en el futuro" por la morosidad, porque "siempre dar más crédito de esta forma lleva a problemas y a las crisis financieras". Por último, aludió a la injerencia política y dijo sentirse "profundamente" sorprendido por "la poca memoria", puesto que en España existía un modelo de banca pública "y me acuerdo a quién representaba: a partidos políticos, sindicatos y patronales y es evidente a dónde nos llevó ese modelo".

Goirigolzarri insistió en que él dirige una entidad que pertenece al Estado pero que lo hace con criterios profesionales y con independencia. Preguntado por si continuaría al frente en una entidad con criterios de banco público como ha sugerido Podemos respondió: "Estamos comprometidos con un mandato de gestión sin injerencias políticas para así poder devolver las ayudas a los contribuyentes: Si el mandato se modifica, ya veremos".

Fusión con BMN

El presidente de Bankia también aprovechó su comparecencia para decir que, aunque todavía no ha hecho los números, tendría "sentido industrial" una eventual fusión con el otro banco nacionalizado BMN. Goirigolzarri dijo que cuando se mira la situación de Bankia y la de BMN es "bastante claro" el sentido de una unión entre estas entidades.

"Sin haber visto ningún número, creo que sí tiene sentido desde el punto de vista del negocio y tiene un sentido industrial que a mí me parece bastante claro", aseveró el presidente de Bankia. Aun así, comentó que "estamos muy, muy lejos" de llevar a cabo una operación de este tipo, entre otros motivos, porque Bruselas no permite ninguna compra hasta diciembre de 2017. También pidió equidad para los accionistas de Bankia en esta eventual fusión, es decir, reclama que se establezcan criterio profesionales y no políticos en la operación.

Otra de las peticiones de Goirigolzarri fue que se alargaran los plazos de privatización de Bankia. Explicó que ahora es una ley española, no de la Comisión Europea, la que establece el final del próximo año como limite para privatizar el 100% del banco. En su opinión, se debería seguir el mismo modelo de Argentaria, que se privatizó a lo largo de los años noventa, en cuatro tramos del 25% del capital en cada uno. "Creo que tiene sentido estudiar alargar el plazo para la salida del Estado, fijada por ley el 31 de diciembre de 2017", con lo que se facilitaría recuperar al menos en parte los 22.424 millones que inyectaron los contribuyentes en Bankia.

13.000 millones devueltos a la sociedad

Otro de los temas que abordó el presidente de Bankia, fue las ventajas que tiene para la sociedad contar con una banca solvente, como es la española. Cree que se deben explicar bien estas ventajas, para evitar "medidas equivocadas" en el ámbito político, en una velada alusión a Podemos. Ha estimado que la bajada de tipos de interés aplicada por la política monetaria ultralaxa del BCE en los últimos años ha permitido un ahorro de 13.000 millones de euros en el pago de intereses de las familias entre 2012 y 2015, gracias al traslado hacia las rentas de los hogares de parte de los resultados de los bancos.

"La reducción de tipos de interés de los últimos años ha dado como resultado un traslado de rentas desde los resultados bancarios a las familias y empresas", ha afirmado Goirigolzarri, quien ha recordado que las familias pagaron 21.330 millones en intereses en hipotecas en 2012 frente a los 8.320 millones abonados en 2015.