Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol y los sindicatos pactan el ERE en España que afectará a 870 empleados

Acuerdan también una subida salarial del 0,6% para 2016 para cerca de 11.000 trabajadores de la plantilla española

Imaz y Brufau, en la Junta de Accionistas de Repsol en mayo.
Imaz y Brufau, en la Junta de Accionistas de Repsol en mayo.

Los sindicatos y Repsol han ratificado este miércoles el acuerdo alcanzado para aplicar el expediente de regulación de empleo (ERE), que afectará a un máximo de 871 personas en España y que contempla que el 90% de estas salidas sean voluntarias. Los sindicatos recuerdan que, al ser un acuerdo todavía preliminar, podría terminar por reducirse la cifra de afectados por debajo de los 800 empleados. 

Además de los despidos y salidas por el ERE, la compañía y los representantes de los trabajadores han pactado la actualización de salarios. En concreto, se establece una subida salarial del 0,6% para 2016, que afectará a todos los trabajadores del convenio español, que son 11.000 en total, de los 17.000 que la compañía tiene en España.

En cuanto a las condiciones económicas del ERE establecen garantizar un 82% del salario neto del trabajador hasta su edad de jubilación y priorizará las bajas a partir de los mayores de 57 años. Asimismo, se incluyen ventajas sociales como una cantidad equivalente a la aportación empresarial al plan de pensiones, así como el importe de la póliza sanitaria.

Fuentes sindicales citadas por Europa Press señalaron que el número máximo de puestos a amortizar ha quedado establecido en unos 871, aunque precisaron que con el plan de bajas voluntarias podría situarse finalmente en torno a los 780. Además, el acuerdo recoge una renovación en el plan industrial del grupo que permitirá la reposición de parte del empleo con la generación de más de 250 puestos de trabajo.

De esta manera, las mismas fuentes sindicales destacaron que el acuerdo no contempla ningún escenario de ajuste de plantilla "que no se base en la voluntariedad de todos los puestos afectados" y valoraron las condiciones alcanzadas como "una de las mejores hasta ahora" en este tipo de procesos. El plan de reestructuración abarca todas las empresas en las que Repsol tiene mayoría de capital o gestiona directamente, excepto RTTSA, Solred, Repsol Directo y Campsared. Tampoco es válido para Repsol Butano, donde se negocia otro ERE por la caída del negocio, según informa el diario 'El Economista'.

El pasado mes de octubre, Repsol anunció un plan de ajuste que pasaba por reducir en todo el mundo en un 6%, o en 1.500 personas, una plantilla formada por cerca de 25.000 trabajadores. De este recorte de plantilla a aplicar en el periodo 2016-2018, aproximadamente la mitad afectaba a España.