Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González (BBVA): “Los tipos negativos están matando a los bancos”

Botín afirma que el Santander seguirá en el Reino Unido “sea cual sea el resultado del referéndum”

El presidente del BBVA, Francisco González, durante la reunión de primavera del Institute of International Finance (IIF).

Francisco González, presidente de BBVA, ha mandado este martes un mensaje de extrema dureza sobre la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). "Las políticas monetarias expansivas, que llevan los tipos a negativo, nos están matando a los bancos. Si los depósitos están al 0%, no hay negocio para los bancos", ha señalado en las jornadas del Instituto Internacional de Finanzas (IIF), que se celebran en Madrid, y en las que ha coincidido con Ana Botín en la misma mesa redonda.

Ante la élite del sistema financiero internacional, González ha sido contundente al recordar "lo difícil que es ser hoy banco en Europa", para recordar que la Unión Europea "gestiona sus problemas, como los inmigrantes, pero no lo hace bien. La UE está en una especie de trampa de la que no puede salir", dijo al tiempo que ha atribuido el bajo crecimiento de la economía a "la confusión que existen en el corazón de la Unión, que frena la productividad" y el desarrollo.

Para González, uno de los problemas en Europa es que la unión bancaria se ha creado con "la trampa" de no tener una "mayor integración política". La solución a este problema son las reformas, a su juicio, así como la mayor coordinación política y que Alemania tome medidas y el liderazgo que le corresponde.

Por su parte, la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha asegurado este martes que la entidad continuará operando en el Reino Unido sea cual sea el resultado del referéndum sobre su permanencia en Europa, aunque insistió en que lo mejor sería que la situación siguiera como hasta ahora. Botín ha explicado que se trata del mercado más importante para el Santander, que representa en torno a un tercio de su balance y ha reconocido que "hay mucho en juego".

Botín no dudó en afirmar que para el Reino Unido "es mejor estar dentro de la Unión para resolver los problemas de inmigración, la sostenibilidad, la situación de los jóvenes y otros retos que se pueden solucionar mejor juntos que por separado. No se debe pensar que el Reino Unido se puede marchar y no pasará nada; tendrá consecuencias reales, pero ellos son libres y nosotros seguiremos allí".

Según la presidenta del Santander, la eventual salida restaría confianza a los inversores y frenaría la economía europea. "Sin embargo, creo que, en general, Europa, y España en concreto, están mejor que hace meses. Si trabajamos juntos podremos conseguir impulsar el crecimiento", ha concluido.

Revolución tecnológica

Además de los tipos y la política europea, el otro tema de la mesa fue la tecnología. Urs Rohner, presidente de Credit Suisse, admitió su error por haber "subestimado el impacto de la tecnología, que es mucho mayor de lo que preveíamos. Tendremos que hacer compras y alianzas con las fintech [empresas tecnológicas financieras], porque los clientes no nos pagarán si pueden obtener toda la información fuera de los bancos, tanto para el negocio mayorista como minorista. El 90% del negocio será electrónico y los clientes solo irán a las oficinas para retirar efectivo", auguró.

González, uno de los banqueros que más insiste en los efectos de la revolución tecnológica desde hace muchos años, ha explicado veladamente sus frecuentes cambios en el esquema directivo al decir que "teníamos el motor del Ferrari, pero nos hacían falta los ingenieros". Y ha explicado que "tuvimos que decir a gente muy buena en banca convencional que ya no valía para el mundo digital", en referencia al equipo del ex consejero delegado Ángel Cano, que ha sido sustituido por el del actual número dos, Carlos Torres.

Según el presidente del segundo banco español, "por primera vez en nueve años, en el BBVA entendemos muy bien lo que quieren los clientes, que están nueve veces más satisfechos si usan los canales virtuales y tienen costes marginales".

Contactos personales

Ana Botín también resaltó el peso de la tecnología, pero insistió en la importancia del contacto personal. "Todos somos más flexibles ahora para dar servicio a los clientes, pero siguen siendo muy importantes las relaciones personales tanto en banca mayorista como en minorista; en el Santander tenemos a más de 100.000 personas hablando todos los días con clientes porque la gente quiere ver gente para hacer negocios".

González dijo que estaba de acuerdo la presidenta del Santander sobre los contactos personales, "pero las relaciones son diferentes si estamos en México, Estados Unidos o España. Los sistemas de relación remota con los clientes son el doble de rentables", señaló.

Para concluir, el responsable del BBVA aseguró que "los retos son enormes pero hay dos que me gustaría resaltar: tenemos que ir lo antes posible a trabajar con los sistemas tecnológicos ubicados en la nube porque reduce drásticamente los costes y habrá que estrechar el contacto con las empresas innovadores. Amazon, Apple, Google y Facebook tienen mucha información y tendremos que competir con ellos, pero los que mejor gestionen la información serán los que tendrán éxito".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información