Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renault invertirá más de 600 millones en España hasta 2020 y creará empleo

Construirá un nuevo modelo en España. El fabricante incrementará las plantillas de las plantas de Valladolid y Palencia

Cadena de montaje del Renault Twizy, en la planta de Renault de Valladolid.
Cadena de montaje del Renault Twizy, en la planta de Renault de Valladolid. EFE

La fábrica de Valladolid es el lugar elegido para la producción del nuevo modelo de la marca Renault. El fabricante francés anunció ayer que las plantas españolas se han adjudicado una inversión global de más de 600 millones de euros hasta 2020, que servirán, además de para la fabricación de un nuevo motor, para la puesta en marcha de una nueva planta de inyección de aluminio. El grupo prevé contratar en Valladolid unos 2.000 empleados fijos, de los que 1.400 procederán de contratos de relevos, mientras que otros 1.000 temporales se incorporarán a la planta de Palencia después de verano.

Renault apuesta por España. Solo en Valladolid el fabricante francés construirá un nuevo vehículo y un nuevo motor para los coches de las gamas Renault, Nissan, Dacia, Samsung y Daimler. Con respecto a la fabricación del nuevo coche de Renault, José Vicente de los Mozos, presidente de Renault España, no quiso revelar ayer "por razones de competencia" si sustituirá la producción del Capture o si se tratará de una nueva versión del mismo. Lo que sí adelantó el ejecutivo de Renault es que los preparativos comenzarán en verano, aprovechando la parada de agosto, y que el nuevo vehículo será una realidad en los próximos años.

El grupo, que no ha querido cifrar el volumen exacto de inversión total, sí ha detallado que será superior a la de los dos anteriores planes industriales, que alcanzaron los 500 y 600 millones de euros. Según De los Mozos, el tercer plan industrial es para España la demostración de la competitividad de su sector industrial. "Este proyecto va a posibilitar una mejora de la competitividad y flexibilidad de las plantas españolas", señaló De los Mozos, quien subrayó el diálogo con las partes sociales y la administración pública para la adjudicación de este importante tramo de inversiones.

Gracias al nuevo plan industrial, fruto también del acuerdo de competitividad y empleo para el periodo 2017-2020 suscrito el pasado día 5 de abril entre la dirección de Renault y la parte sindical, 1.400 empleados a tiempo parcial de la planta de Valladolid pasarán a ser fijos, mientras que otros 600 se incorporarán con contratos a tiempo indeterminado en el próximo trienio.

Más fondos en I+D+i

A partir de finales de 2017 la fábrica ubicada en Castilla y León se enriquecerá con una planta especial dedicada a la inyección de aluminio. Se trata de una práctica que permitirá fundir aluminio sólido para luego inyectarlo en moldes a presión, lo que reducirá los costes de producción, y por lo que se contratarán en un primer momento a 90 empleados, según indicó ayer De los Mozos.

Otra parte de la inversión se dirigirá al sector I+D+i, con la contratación de un centenar de nuevos ingenieros en las cuatro plantas de Renault, además de los 1.000 que ya trabajan en España para el grupo. Entre los nuevos proyectos industriales estará también la fabricación de una nueva caja de velocidad para los coches de Renault y Nissan, que se elaborará en Sevilla. Mientras que en el caso de la planta de Palencia, donde se produce el Megane y el Kadjar, Renault contará con un nuevo turno de domingo para atender a la demanda del mercado de este nuevo modelo.

Con la mirada puesta en 2020, Renault informó de que prevé mantener el nivel de producción de 2015, lo que supone "abrir una nueva etapa de futuro para el grupo en España", según dijo De los Mozos. "No se trata solo de celebrar la adjudicación de un nuevo vehículo", afirmó, sino de conseguir un plan "mucho más ambicioso" para situar las plantas españolas en la mejor disposición para futuras adjudicaciones.

El responsable de Renault recordó el éxito de ventas del Megane, cuya producción se adjudicó a España en el anterior plan industrial. Desde el lanzamiento de la primera generación de este coche, se han vendido 6,6 millones de ejemplares, de los que cuatro millones han sido fabricado en Palencia, recordó De los Mozos, agregando que el grupo prevé mejorar el diseño y confort de este modelo.

El incremento de la actividad de Renault en España multiplicará "por cuatro o por cinco" el número de trabajadores que se relacionarán de forma indirecta con el proceso productivo de los nuevos coches. De los Mozos, que es de Valladolid y que en la planta de la ciudad castellanoleonesa dio sus primeros pasos como empleado del grupo, reivindicó el valor de esta adjudicación millonaria en la lucha contra el paro.

Oxígeno para la industria española del automóvil

En España hay actualmente 17 fábricas de coches en funcionamiento, que han recibido o tienen previsto recibir inversiones millonarias en los próximos años de sus matrices multinacionales. La más importante hasta la fecha es la inyección de 4.200 millones de euros que Volkswagen anunció hasta 2020. Nissan, aliado comercial de Renault, prevé invertir también hasta 400 millones, mientras que Ford anunció a principios del año pasado que facilitará 1.200 millones, para convertir a la planta valenciana de Almussafes en su mayor centro de producción en Europa. Se estima que las plantas industriales de coches de España —algunas de las cuales también perciben algunos apoyos estatales vinculados a sus proyectos de I+D y empleo— recibieron de sus matrices en los últimos cuatro años cerca de 10.000 millones de euros. Estas inversiones fueron posibles gracias al repunte de las exportaciones y la mayor competitividad, según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles (ANFAC).

Más información