Tesla dobla las pérdidas

El fabricante de coches eléctricos acelera el plan de producción para quintuplicarla en dos años

Concesionario de Tesla en Shanghai, China
Concesionario de Tesla en Shanghai, ChinaJOHANNES EISELE (AFP)

Tesla arrancó el año elevando las pérdidas a 280 millones de dólares, un 85% más que en el primer trimestre de 2015. El fabricante de coche eléctricos, que se anotó ingresos por valor de 1.600 millones de dólares, está quemando efectivo para poder expandir la producción y responder a la demanda. La compañía tiene una cartera de pedidos para el nuevo Model 3 que asciende a las 325.000 unidades.

Más información

La cifra de negocio de Tesla es un 45% más alta que hace un año. Para el caso concreto de las reservas Model 3 representarían ingresos futuros por valor de 14.000 millones. Debido a la alta demanda para este modelo, combinado con el Model S y el Model X, está acelerando el plan de producción de sus tres coches para multiplicarlo por cinco en 2018, a medio millón de unidas. El objetivo ahora es producir un millón en 2020.

“Va a ser un reto”, admite el fundador de Tesla, Elon Musk. Unas horas antes de conocerse sus resultados anunció que dos de sus principales ejecutivos dejan la compañía en un momento crítico desde el punto de vista operativo. Se trata de Greg Reichow, responsable de producción, y Josh Ensign, de manufactura. Los cambios se derivan de los problemas iniciales que están retrasando las entregas del Model X.

El todocamino eléctrico de Tesla empezó a venderse el pasado mes de septiembre. Seis meses después se presentó el Model 3, un utilitario pensando para llegar al mercado de masas y que se espera empiece a circular a final del año que viene. Elon Musk asegura que estos cambios en el equipo de gestión no afectarán al proceso de producción ni a la calidad del Model S y del Model X.

En la conferencia con analistas, Musk explicó que los distribuidores de componentes tienen como fecha indicativa el 1 de julio para "ternelo todo a mano" y poder iniciar la producción del Model 3. Pero precisió que llevará unos meses más para que gane volumen. El objetivo en este momento es lograr fabricar 100.000 unidades a final de 2017.

Tesla mantiene el objetivo de entregar 85.000 unidades de estos dos modelos este año, pero el ritmo de las matriculaciones en el primer trimestre estuvo por debajo de ese rendimiento. Musk promete, además, que la compañía será rentable a final del presente ejercicio y eso le permitirá generar efectivo con el que financiera su expansión sin necesidad de acudir al mercado buscando liquidez.

Un valor volátil

Las acciones de Tesla suelen acusar mucha volatilidad. Llegaron a perder casi la mitad de su valor entre julio y febrero pasados. De ahí volvieron a repuntar un 75%, hasta cambiarse a más de 280 dólares el título por entusiasmo que rodeó a la presentación del Model 3. Este miércoles se dejaba un 15% desde el máximo anual antes de publicar la cuenta de resultados al cierre de Wall Street.

Tesla se caracteriza por cumplir los objetivos que se marca e insiste que los problemas de producción del Model X están bajo control. Pero también es cierto que el todocamino llegó al mercado con dos años de retraso. Por eso algunos analistas se toman con cautela que la vaya a realizar 2.000 entregas a la semana durante la segunda mitad de este año.

Mientras que la atención a corto plazo de los inversores se centrar en saber cómo va a justar la producción para atender la demanda hacia sus tres modelos, a largo plazo tratan de entender cómo Tesla conseguirá reducir el precio de las baterías para así poder rebajar el precio del Model 3 y competir con los coches eléctricos de grandes fabricantes como General Motors o BMW.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción