Pallete reconoce que Bruselas puede vetar la venta de O2 por el ‘Brexit’

El presidente de Telefónica afirma que la aprobación de la operación está contaminada por "motivos políticos"

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.
El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.Luis Sevllano

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha reconocido que la venta de su filial británica O2 a Hutchison Whampoa puede ser vetada por las autoridades de competencia de la Comisión Europea por “motivos políticos”, en relación con la salida de Reino Unido de la Unión Europea, proceso conocido como Brexit.

El máximo responsable de la multinacional española, en la conferencia con analistas para presentar los resultados del primer trimestre, ha criticado que el debate en torno al Brexit y la posición de los reguladores británicos, que se han mostrado públicamente en contra de la operación, "estén contaminando" todo.

Álvarez-Pallete ha afirmado que las compensaciones ofrecidas por Huchison Whampoa, con venta de activos y compartición de red, son “más que suficientes” para cumplir con las premisas que exige Bruselas para garantizar la competencia en el mercado británico de telecomunicaciones, y están muy por encima de las que se adoptaron en otras operaciones similares en Austria, Irlanda o Alemania.

No obstante, el presidente ejecutivo de la compañía ha destacado que Telefónica está preparada para adoptar medidas alternativas que garanticen su flexibilidad financiera en caso de que la venta, valorada en 10.250 millones de libras (unos 13.000 millones de euros), finalmente no salga adelante. Entre ellas, estarían distintas desinversiones de activos no estratégicos y participaciones minoritarias en otras empresas, o la posibilidad de emitir híbridos (obligaciones o bonos convertibles), la salida a Bolsa de filiales como Telxius o la venta parcial de O2, según concretó el director financiero, Ángel Vila.

Consejero delegado de O2

En la misma línea, el consejero delegado de O2, Ronan Dunne, recalcó, en una entrevista con Bloomberg, que la filial tiene unos “activos muy fuertes” para seguir compitiendo en el Reino Unido en caso de que la Comisión Europea decida bloquear su venta a Hutchison, y añadió que sería el holding de Hong-Kong el más perjudicado por el veto.

Dunne, tras reconocer que no saben la decisión final que puede adoptar Bruselas, se quejó de que es “inconsistente” la forma en la que están siendo regulados con los nuevos hábitos de los consumidores, ya que la operación se mira bajo la perspectiva de que solo existiera un mercado de telefonía móvil, separado de los mercados de Internet y de televisión.

Además, ha defendido que Telefónica tiene varias opciones si la venta de O2 es bloqueada, y ha destacado que los negocios de la operadora en España y otros mercados son ahora más fuertes que hace un año, cuando se decidió la venta de la filial británica. “Estamos bien posicionados, ocurra lo que ocurra”, ha dicho Dunne.

Telefónica y Hutchison Whampoa alcanzaron en marzo de 2015 un acuerdo definitivo para la venta de O2 UK, la filial de la compañía española en el Reino Unido, al grupo inversor de Hong Kong por un importe de 10.250 millones de libras esterlinas (aproximadamente 13.000 millones de euros al tipo de cambio actual). El grupo resultante de la fusión de O2 con Three, el operador móvil de Hutchison, creará el líder de la telefonía móvil en Reino Unido con una cuota del 40%, por delante de BT-EE y Vodafone.

Para contrarrestar las preocupaciones regulatorias, Hutchison ofrece vender el 20% de su capacidad de red en Reino Unido a Sky y el 10% a la filial de cable de Liberty Global (Virgin Media) durante diez años, dijeron las fuentes bajo condición de anonimato el jueves

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50