Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santander propone que la mitad de los 1.200 despidos sean prejubilaciones

Los sindicatos creen que este ERE no se justifica tras los beneficios del banco

Unos edificios se reflejan en un cartel de una oficina del Banco Santander en Madrid
Unos edificios se reflejan en un cartel de una oficina del Banco Santander en Madrid REUTERS

Los sindicatos empiezan con enfrentamientos las negociaciones en el ERE propuesto por el Santander.  UGT y Comisiones Obreras (CC OO) consideran que los beneficios del banco no justifican "una pérdida de empleo como la planteada por el banco", según UGT. Tras el anuncio de la semana pasada, este miércoles ha tenido lugar la primera reunión con los responsables de la entidad que plantearon el inicio de un proceso de reestructuración en Santander España. 

El Santander planteó la semana pasada una regulación de empleo que afecta a 1.200 empleados, 950 de la red de oficinas y 250 de los servicios centrales y territoriales que la entidad tiene por España. A partir de ahora el banco cuenta con 30 días para negociar con los sindicatos y llegar a algún acuerdo. La entidad propone que el 50% de los afectados sean prejubilaciones, que serían para trabajadores de 58 años o más, que percibirían el 70% del salario bruto anual. 

Además, el Santander plantea bajas incentivadas, que cuentan con una indemnización de 40 días por año trabajado, siete días más de los que marca el mínimo legal para los despidos no ajustados a derecho, con un máximo de 24 mensualidades. Se establece la movilidad geográfica, ampliando hasta 100 kilómetros con alguna compensación no definida. Según UGT también se proponen traslados forzosos, "con limitación numérica de afectados no determinada todavía y una compensación económica de 20.000 euros". La siguiente reunión será el viernes 8 de abril.

"UGT no acepta esta propuesta efectuada por el Banco. Entendemos que este proceso tiene que estar basado en la voluntariedad y rechazamos cualquier medida traumática para la plantilla del Banco Santander", dijo este sindicato en un comunicado. También pidió "la unidad de todos los trabajadores en un momento tan duro. No podemos entender que tras los resultados anunciados en la Junta de Accionistas por parte de la presidenta, transmitiendo un mensaje positivo, y que hoy nos encontremos frente a un ERE".

Por su parte, CC OO, en otro comunicado, afirmó que "no es justificable ninguna pérdida de empleo y que el número de salidas en la entidad debe reducirse sustancialmente". La federación de banca de CC OO ha puesto una "línea roja": "[Para este ERE] las condiciones [deben ser las] acordadas para el proceso de fusión de 2013". Esta última frase se refiere a la fusión entre Santander y Banesto.