Angola pide ayuda al FMI

El país gobernado por Eduardo dos Santos depende del petroléo, cuyo precio ha caído de 110 dólares a 40 en dos años

El presidente de Angola, José Eduardo Dos Santos, en 2014.
El presidente de Angola, José Eduardo Dos Santos, en 2014.Alejandro Ernesto (EFE)

El Fondo Monetario Internacional ha confirmado a través de un comunicado que Angola ha solicitado ayuda económica a la institución, como consecuencia de la abrupta caída del precio del petróleo, que supone el 95% de sus exportaciones y el 40% del PIB.

La crisis del país por la caída del precio del petróleo ya comenzó en 2015, cuando el Gobierno elaboró un presupuesto de Estado con el precio del barril calculado a 80 dólares y, posteriormente, caer el precio real a unos 50 dólares. Para hacer frente a la caída de ingresos, el Gobierno tomó duras medidas económicas, como la prohibición de importar productos que no fueran estrictamente básicos y la limitación de la salida o envío de divisas. Posteriormente, se anuló la salida de divisas y el kwanza, la moneda local, pasó a ser la única en circulación. En el mercado negro el dólar se llega a cambiar por 300 kwanzas.

Peses a que Angola duplicó la extracción de diamantes el pasado año, -el otro producto de exportación- no ha podido cubrir la fuerte dependencia de la exportación de crudo, después de Nigeria, el primer país en producción del África negra.

No es la primera vez que Eduardo dos Santos, el presidente que gobierna el país desde hace tres décadas, pide ayuda al FMI: En 2009 también firmó un programa de asistencia financiera por el mismo motivo, la caída del precio del petróleo: de 140 dólares a 50 en un solo año. Entonces recibió 1.400 millones de dólares, que solo empezó a pagar en 2013.

La crisis de Angola tiene un efecto directo en la economía y empleo de Portugal. El 1% de la población portuguesa vive y trabaja en la excolonia, principalmente en la construcción, sin embargo desde hace un año las empresas y trabajadores portugueses comenzaron a sufrir retrasos en los pagos. Según el Sindicato de la Construcción hay 80.000 portugueses, el 40% de todo el sector de la construcción del país, que no recibe su salario y que tiene atrasos de seis meses; los que tienen dinero optan por regresar a Portugal, pero a otros no les llega ni para el avión, según el Sindicato.

Portugal llegó a ser el segundo socio comercial con Angola, pero actualmente las exportaciones han caído al quinto lugar. En 2009, emigraron para Angola 23.800 portugueses y ya en 2014 solo fueron 5.000, según el INE

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS