Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco Santander cerrará 425 oficinas y reducirá plantilla

El número de trabajadores del banco afectados aún no está decidido

Vista exterior de una agencia del Banco Santander. EFE Quality

La caída de ingresos y el mayor uso de los canales digitales ha llevado al Banco Santander a presentar una reducción de plantilla y el cierre del 10% de las oficinas de España, unas 425 en total. Responsables de la entidad comentaron a los sindicatos que la cifra total de trabajadores afectados todavía no está decidida, pero que también afectará a los Servicios Centrales. Según algunas estimaciones sindicales, podría estar entre 850 y 1.100 personas.

El Banco Santander está transformando la estructura de la red. Dentro de tres años contará con 1.000 oficinas grandes, que cuenten con unos ocho empleados. Para este año espera tener unas 350 sucursales con estas características. Precisamente, según el banco, parte de los empleados de estas 425 oficinas que se van a cerrar pasarán a las grandes sucursales.

El objetivo de este movimiento, según ha explicado el Santander a los sindicatos, es prescindir de las oficinas pequeñas donde solo se pueden hacer operaciones mecánicas ya que cada vez se hacen más por los canales digitales.

El Banco Santander quiere trasladar más empleados a las grandes sucursales volcadas en el asesoramiento de los clientes, es decir, donde se les puede vender productos complejos que tienen más margen financiero y comisiones.

Este modelo de sucursales grandes es habitual en otros países europeos, sobre todo en Alemania.
Algunas fuentes sindicales creen que este movimiento también predente rejuvenecer la plantilla y también al equipo directivo.

Reunión con los sindicatos

La entidad financiera y los sindicatos se reunirán de nuevo la próxima semana para iniciar las negociaciones sobre el proceso de reestructuración. En una nota remitida este viernes, el sindicato UGT considera que el Santander está "aprovechando la situación favorable que facilita la actual legislación laboral para acometer un proceso de destrucción de empleo", algo que intentarán minimizar "en la medida de lo posible" como primera condición.

El sindicato critica que la entidad tome esta decisión, y recuerda que el año pasado el sueldo de 1.246 directivos alcanzó casi los 700 millones de euros, mientras que la totalidad de la plantilla percibió 971 millones de euros, según los datos del Informe de la Comisión de Retribuciones incluido en la Memoria del Santander.

UGT asegura que "hará frente a la situación que supone la destrucción de puestos de trabajo, abaratamiento de los costes laborales y destrucción de los derechos de los trabajadores, para garantizar que las medidas se adopten por acuerdo de forma no traumática y voluntaria".

Según el sindicato UGT, el banco les explicó que no es posible acometer en este momento "un proceso masivo de prejubilaciones", y que se negó a cuantificar de momento la cifra de trabajadores que resultarán afectados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información