Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sacyr gana 370 millones gracias a la venta de Testa

Compensa con la inmobiliaria las pérdidas de 655 millones sufridas por su participación en Repsol

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique Cecilia.
El presidente de Sacyr, Manuel Manrique Cecilia. EFE

La constructora Sacyr ganó 370 millones en 2015, 11 veces más que el año anterior. La firma ha aprovechado los 1.183 millones de plusvalías generadas por la venta de la inmobiliaria Testa a la socimi Merlín para compensar los fuertes estragos que dejó en sus cuentas su participación en Repsol. Sacyr ha realizado una prueba de deterioro en su participación del 8,5% en la petrolera que le restó 655 millones a su beneficio en 2015. Otros ajustes fiscales y financieros, como la recuperación de créditos fiscales aplicados anteriormente, le ha obligado a Sacyr a anotarse pérdidas de 799,7 millones en la cuenta de "Operaciones continuadas".

Entre una partida y otra de la cuenta de resultados, Sacyr presenta un resultado bruto de 642 millones de pérdidas en 2015, que contrasta con los 161 millones de beneficios de 2014. Las plusvalías de Testa han sido clave.

Sacyr dijo que hizo en el conjunto de 2015 saneamientos por valor de 373 millones para ajustar a la baja el valor contable de sus acciones de Repsol y dejarlo en 15,60 euros por título. Este precio aún se sitúa un 70% por encima de la cotización actual de las acciones de la petrolera.

La constructora cobró en enero pasado 57 millones por el dividendo que Repsol abonó a cuenta, a los que sumará unos 37 millones por la retribución complementaria de 0,30 euros que pagará el grupo presidido por Antonio Brufau. El total, unos 94 millones que cobrará este año de Repsol será suficiente para atender el coste de la deuda y además amortizar parte del principal, según insistió Manrique.

Durante la presentación de los resultados de 2015 de Sacyr, su presidente recordó que el pasado año pagó anticipadamente 600 millones de este crédito con los fondos que obtuvo de vender su filial de patrimonio Testa a la socimi Merlín.

4.180 millones de deuda viva

En este sentido, Sacyr tiene además un acuerdo para vender a Merlín el 22% que aún le queda en Testa antes del cierre de junio y podría destinar a realizar una nueva amortización de deuda los fondos que obtenga de la operación, si bien aún no ha decidido su destino.

Pese a los resultados, las ventas del grupo crecieron el año pasado un 8,5% a 2.949 millones, mientras que el Ebitda subió un 33,1% a 318 millones de euros. La deuda financiera neta del grupo ascendía a finales de diciembre a 4.180 millones de euros, unos 45 millones menos que en septiembre.

Los inversores analizan estos días con lupa la solvencia de las empresas para ver si serán capaces de atender a sus obligaciones financieras, en un momento en el que los mercados de bonos están sufriendo importantes tensiones. El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, ha asegurado que la empresa tiene "sobrado margen" para atender al servicio de la deuda de 1.613 millones que tiene asociada a su participación del 8,7% en Repsol e incluso para amortizar parte del principal con el dividendo que reciba de la petrolera, a pesar del descenso que realizará la retribución al accionista. "Con el dividendo que recibiremos en 2016 de Repsol, tras el anuncio de disminución, cubriremos sobradamente el coste de la deuda asociada y seguiremos amortizando parte del préstamo", garantizó Manrique.

El Canal de Panamá, al 97%

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, afirmó este viernes a los analistas que las obras de ampliación del Canal de Panamá están avanzadas a un 97% y que en "pocos meses" se completará y entregará el proyecto. La fase de pruebas del nuevo juego de esclusas de la infraestructura en Panamá "se está llevando a cabo con éxito", insistió.

Además, recordó que las resoluciones de mérito, económicas y de plazo de la Junta de Resolución de Disputas (DAB) están siendo "mayoritariamente favorables" al consorcio que lidera Sacyr, lo que es muestra de que "nuestro desempeño técnico y legal ha sido el adecuado".

Por otra parte, explicó que los tráficos de las autopistas que gestiona el grupo han tenido una recuperación "muy buena" en 2015 y que espera se "mantenga" a lo largo del presente ejercicio. A ello contribuirá, además, la puesta en servicio de nuevos tramos en Chile.

Otro aspecto que impulsará la actividad del grupo en 2016, dijo Manrique, será la entrega de la primera "gran obra" de Sacyr Industrial, la primera fase de la refinería La Pampilla en Perú. "Esperamos conseguir la confianza de más clientes todavía", agregó.

También se mostró confiado en la evolución de los negocios de agua y tratamiento de residuos, que dijo registrarán un "fuerte impulso" con gracias a nuevas contrataciones internacionales "en las que trabajamos muy intensamente".

Por otro lado, Sacyr va a culminar en 2016 la reestructuración de su actividad de construcción en España y Portugal para adaptarla a la "cruda realidad del sector en estos dos países".

Todas estas perspectivas para 2016, garantizó Manrique, permitirán que Sacyr recupere a finales de año el nivel de resultado bruto de explotación (Ebitda) que tenía antes de la venta de su filial de patrimonio Testa, pero siendo una empresa "saneada, rentable y eficiente".