Coca-Cola sufre una nueva caída de los ingresos anuales

La firma va a acelerar el proceso de venta de las embotelladoras que tiene en propiedad

Foto: cnbc | Vídeo: CNBC / Lucas Jackson

Coca-Cola sigue teniendo un problema a la hora de hacer crecer los ingresos. La cifra de negocio de la compañía estadounidense cayó un 4% en 2015, hasta los 44.290 millones de dólares (39.230 millones de euros). La moderación fue aún mayor en la recta final del año pasado, cuando cayó un 8%. Es un rendimiento que, en todo caso, esperaban los analistas de Wall Street. La compañía de bebidas ganó 7.350 millones, un 4% más que en 2014.

El beneficio trimestral fue de 1.230 millones, en este caso un 61% más alto que en el mismo periodo del ejercicio precedente. El repunte en la ganancia neta se explica por el alza de precios de los refrescos y otras bebidas, junto a la venta en paralelo de ciertos activos. El crecimiento de Coca-Cola, sin embargo, se ve penalizado por el cambio de tendencias entre el consumidor y el impacto del cambio de divisas.

Más información
“El auge de las bajas calorías ha acelerado nuestro cambio”
Los refrescos son el nuevo tabaco
Las embotelladoras europea se fusionan
Coca-Cola endurece su ajuste para salir del estancamiento

En términos de volumen, las ventas globales mejoraron un 3% en el trimestre, aunque se limitan a un 2% en el conjunto del ejercicio. Los refrescos son el punto vulnerable de la empresa, donde las ventas están prácticamente estancadas. Las bebidas sin burbujas crecieron un 5% en volumen. Por regiones, los ingresos de Coca-Cola cayeron un 7% en Europa y un 13% en América Latina, mientras crecieron un 2% en Norteamérica.

Muhtar Kent, su consejero delegado, anunció que va a acelerar el programa que le llevará a vender el 100% de las operaciones de las embotelladoras que controla en Norteamérica, que espera tener concluido el proceso a final de 2017. Es algo que también va a hacer en China para reducir costes, elevar el margen de beneficio y simplificar el sistema. Estas embotelladoras producen el 18% del volumen. La idea es rebajarlo al 3% cuando concluya el proceso.

El pasado ejercicio se consideró un año de transición. La dirección de Coca-Cola debe demostrar aún a los inversores que el plan que presentó a finales de 2014 para acelerar los ingresos y la rentabilidad dará frutos. Las acciones de la compañía se apreciaron más de un 3% en el último año. No es un rendimiento espectacular, pero contrasta con la caída de casi el 10% que arrastra el Dow Jones en el mismo periodo.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS