La OCU denuncia a las marcas de móviles por engañar sobre la memoria

La organización pide en los tribunales que se permita borrar las aplicaciones preinstaladas que ocupan mucho espacio

Un grupo de mujeres se hace un 'selfie' con su móvil.
Un grupo de mujeres se hace un 'selfie' con su móvil.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha iniciado acciones judiciales contra los principales fabricantes de teléfonos móviles por no informar de la capacidad real de la memoria de sus dispositivos, al no permitir al usuario borrar las aplicaciones que van preinstaladas y que ocupan mucho espacio. La OCU pide la cesación de esa “publicidad engañosa” y que en los teléfonos ya vendidos se permita el borrado de aplicaciones o en caso de que no sea posible que el consumidor obtenga una compensación por los gigas de memoria perdidos.

OCU señala que la capacidad de la memoria es una de las características principales de un teléfono móvil, y hace que un consumidor se decante por un modelo u otro distinto. Sin embargo, ha detectado mediante pruebas de laboratorio que la capacidad de almacenamiento interno disponible dista mucho de la anunciada, debido a que los terminales llevan aplicaciones no solicitadas por los consumidores, que no pueden ser suprimidas y que a veces se actualizan restando espacio al dispositivo.

“Es más, en muchos casos, algunas de estas aplicaciones que reducen el espacio disponible por el que el consumidor ha pagado, abonan una contraprestación a los fabricantes del teléfono”, apunta la OCU en una nota.

Pérdida del 70%

La organización dice que las 'apps' ocupan hasta el 70% de la memoria

Según la OCU, en el caso de los teléfonos más pequeños, los de 4 Gigas o menos y los de entre 4 y 8 GB, el porcentaje de pérdida de memoria puede llegar al 78% en algunos casos, lo que hace prácticamente inservible el teléfono en muy poco tiempo de uso. Y en el de los teléfonos de 8 GB, se llega hasta el 70%.

En su escrito presentado ante los juzgados civiles se solicita una acción de cesación de publicidad engañosa, con la que la OCU pretende conseguir que los fabricantes modifiquen su publicidad de forma que se informe al consumidor de la capacidad real efectiva de la memoria. La organización ha puesto en marcha una campaña para pedir el apoyo de los consumidores a esta acción judicial. En su página web, ha desarrollado una calculadora que permite a todos los consumidores comprobar la capacidad real de su teléfono móvil y sumarse a la iniciativa de OCU. Los demandados son la práctica totalidad de marcas, y entre ellas, las principales en ventas (Samsung, Huawei, Alcatel, Apple, LG, Sony, entre otros)  

OCU ya denunció esta práctica ante las autoridades de consumo y ante la continuidad de la publicidad que considera engañosa ha decidido llevar el asunto a los tribunales. Durante el procedimiento OCU piensa aportar los datos suministrados por los usuarios, así como pruebas de carácter pericial con el objetivo de obtener una justa compensación para los consumidores afectados por la publicidad engañosa por parte de los fabricantes de teléfonos móviles. En un futuro cercano OCU no descarta extender las acciones judiciales emprendidas a otros fabricantes o a otros dispositivos como pueden ser ordenadores o tabletas.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS