Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tribunales rechazan cerrar la aplicación de alquiler de coches Cabify

Un juzgado de Madrid desestima la suspensión cautelar solicitada por la federación del taxi

Un chófer junto a su vehículo de la plataforma Cabify en Madrid
Un chófer junto a su vehículo de la plataforma Cabify en Madrid.

El Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid ha descartado este jueves dictar el cierre de la aplicación Cabify, dedicada al alquiler de vehículos con conductor. El auto indica que no es proporcionado solicitar el cierre cautelar de una empresa que opera desde hace cuatro años dentro del marco regulatorio existente y rechaza así la medida cautelar que solicitaba la Federación Profesional del Taxi.

La jueza titular se basa en el hecho de que Cabify lleva operando en España desde el año 2011 y que la startup era conocida por amplios sectores del transporte y en especial por las distintas asociaciones del colectivo del taxi. No obstante, en su auto la jueza no ha entrado a valorar a fondo el asunto objeto de la demanda de la Federación Profesional del Taxi de Madrid.

El Juzgado permite así seguir operando a Cabify, después de que otro juez dictara el cese de actividades en España de Uber a finales de 2014. En la actualidad, está pendiente que el mismo magistrado que ordenó el cierre de esta última aplicación se pronuncie sobre el cese de Blablacar solicitado por la patronal de autobuses Confebús.

La empresa recordó en un comunicado "estar en posesión de las autorizaciones que permiten llevar a cabo el servicio de mediación en el transporte discrecional de pasajeros", en su calidad de agencia de viajes. Cabify opera bajo el sistema de licencias VTC (vehículos de turismo de conductor), y su defensor añadió que la confusión se ha generado entre modelos de economía colaborativa, como los de Uber o BlaBlacar, y la actividad que lleva adelante Cabify: "La actividad de Cabify puede coincidir con la de los taxistas, pero la compañía compite de manera licita y legal, según las disposiciones de la ley", agregó.

Cabify es una empresa española activa desde 2011. Su actividad principal consiste en ofrecer vehículos con conductor a través de una aplicación móvil. En octubre, la empresa cerró una ronda de financiación por 12 millones de dólares (10,6 millones de euros), con firmas líderes en comercio electrónico como Rakuten.

Más información