Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La china HNA sale de compras

Ya es el máximo accionista de NH y negocia su entrada en Globalia. En 20 años ha pasado de ser una aerolínea regional a un conglomerado que factura 23.600 millones de euros

El presidente de HNA, en enero de 2014 en Davos (Suiza). Ampliar foto
El presidente de HNA, en enero de 2014 en Davos (Suiza).

El grupo chino HNA es uno de los más activos a la caza de oportunidades de compra en el extranjero y parece tener a España como uno de sus destinos preferidos. La compañía es ya la principal accionista del grupo hotelero NH, con un 29,5% de los títulos, y actualmente negocia la adquisición de casi la mitad de las acciones de Globalia, propietaria de Air Europa. Además de estos movimientos, su nombre ha aparecido en varias quinielas en España no solamente en el sector turístico, sino también como posible nuevo dueño del Real Club Deportivo Espanyol o hasta su entrada en la constructora OHL aprovechando la reciente ampliación de capital.

Un país atractivo para invertir

El interés del conglomerado HNA por activos españoles no es un caso aislado. En los últimos años han sido numerosas las inversiones realizadas por compañías chinas en empresas locales. El gigante asiático tiene el cuarto mayor fondo soberano del mundo, China Investment Corporation (CIC), que gestiona 652.000 millones de dólares. CIC compró en su momento el 7% de Eutelsat a Abertis y también se hizo con un 10% del aeropuerto Heathrow que estaba en manos de Ferrovial.

El sector de alimentación y bebidas español también está despertando mucho interés entre las empresas chinas. La mayor operación hasta ahora es la compra de Campofrío por parte del grupo Shuanghui. Por su parte, el gigante Fosun tiene el 20% del Grupo Osborne y ocupa un puesto en su consejo de administración. Además, Changyu se ha hecho con la mayoría del capital de Marqués de Atrio, una de las principales bodegas de la Denominación Rioja, mientras que Bright Foods es el nuevo propietario de Miquel Alimentació.

En poco más de dos décadas, HNA ha pasado de ser una aerolínea regional que operaba en la isla meridional de Hainan a uno de los mayores conglomerados de propiedad privada del país. Hainan Airlines, su compañía aérea de referencia, se ha consolidado como la cuarta de China por tamaño de flota solamente por detrás de las tres competidoras estatales.

Favorecido por el crecimiento económico sin parangón que ha experimentado el país en las últimas décadas y el beneplácito de las autoridades, el grupo asiático se ha expandido rápidamente, primero hacia los servicios logísticos y el turismo y después hacia las finanzas, el comercio y el sector inmobiliario. HNA actualmente gestiona 16 aerolíneas, 15 aeropuertos, 24 hoteles (de ellos, 11 de lujo) y decenas de centros comerciales, entre otros activos.

El holding cuenta con una docena de subsidiarias —que a su vez agrupan a decenas de empresas más— que emplean a más de 110.000 personas en todo el mundo. Varias de estas compañías secundarias cotizan en Bolsa, pero no el grupo en su conjunto, por lo que no está obligado a revelar su balance o cuenta de resultados agregados ni la identidad de sus principales accionistas.

Según su página web, los ingresos de HNA alcanzaron a finales de 2014 los 170.000 millones de yuanes (equivalentes a unos 23.600 millones de euros). No hay datos sobre los beneficios. En 2015 apareció por primera vez en la posición 464 de la lista Fortune 500, que recoge las mayores empresas del planeta.HNA se ha tomado al pie de la letra el mensaje de invertir en el extranjero que las autoridades chinas han mandado a las mayores empresas del país desde principios de siglo. En los últimos años se ha gastado como mínimo 6.000 millones de euros en activos y compañías extranjeras.

Un reguero de compras

Este 2015 ha comprado Avolon, una destacada empresa de arrendamiento de aviones así como un edificio emblemático en pleno distrito financiero de Londres. Pero sin duda su mayor adquisición es Swissport, la mayor compañía del mundo de servicios en tierra de pasajeros y carga aérea, por la cual desembolsó más de 2.400 millones de euros. Swissport perteneció a Ferrovial hasta 2011, cuando fue vendida al fondo francés PAI.

La compañía declinó responder a las preguntas de este periódico sobre su estrategia a la hora de invertir en el exterior y su reciente interés en España. En los contados encuentros con la prensa, sin embargo, su fundador y presidente, Chen Feng, ha incidido en la relevancia de España como destino turístico y la posibilidad de que el país pueda convertirse en un hubpara conectar los pasajeros de Hainan Airlines con otras rutas hacia África o Latinoamérica. “Todavía no operamos vuelos hacia estos continentes y para llegar allí necesitamos hacer escala a través de EE UU o algún país de la UE”, aseguró Feng. La solución al problema, si finalmente acabara cerrándose la operación con Globalia, pasaría una vez más por sacar la billetera y hacerse con una empresa ya consolidada en el segmento que HNA tiene entre ceja y ceja.

Más información