La moderación de la contratación en EE UU dificulta el alza de tipos

El mercado laboral sumó 142.000 ocupados en septiembre mientras el paro se mantuvo por segundo mes consecutivo en el 5,1%, el más bajo en siete años

La evolución del mercado laboral en Estados Unidos restó argumentos para que el primer alza de tipos de interés en más de nueve años suceda a final de mes o incluso este año, al registrarse 142.000 ocupados en septiembre. Además, se revisó a la baja el dato de agosto, que queda ahora en 136.000 ocupados. El paro se mantuvo estable en el 5,1%, el nivel más bajo en siete años, pero se explica porque la tasa de participación volvió a baja.

El indicador ha sido calificado de decepcionante. El consenso en Wall Street anticipaba un ritmo de creación de empleo próximo a los 205.000 ocupados. Además, se esperaba una revisión al alza de agosto, que en la primera lectura cifró 173.000 ocupados, y también se rebajó el dato de julio, que ahora queda en 223.000 empleos frente a 245.000. Esto justifica que la Reserva Federal no subiera tipos hace dos semanas.

Más información
Estados Unidos se acerca al pleno empleo al bajar el paro al 5,1%
La Reserva Federal de Estados Unidos aplaza la subida de los tipos de interés
Estados Unidos repuntó todavía con más fuerza en el segundo trimestre
La inflación da coartada a la Fed para aplazar de nuevo la subida de tipos

El rendimiento del mercado laboral creó sorpresa. Los índices del parqué neoyorquino reaccionaron con caídas superiores al 1% mientras el euro se apreció hasta los 1,13 dólares porque se interpreta que la moderación en la contratación puede aplazarse hasta el año próximo. El indicador contrasta, además, con otras estadísticas que señalaban una mejor. El número de estadounidenses que solicitan ayuda por desempleo está a niveles que no se veían desde la presidencia de Richard Nixon a comienzos de los años 1970. Entonces el mercado laboral era un 40% más pequeño.

Los despidos también están a niveles de hace cuatro décadas. Pero las compañías no encuentran empleados para ocupar los puestos vacantes, en parte porque la mano de obra disponible no está cualificada. Eso explica que la economía progrese por debajo del potencial, a un ritmo que se proyecta ahora cerca del 1% para el tercer trimestre. El hecho, además, de que se esté cerca del pleno empleo, hace que la ocupación avance a un ritmo inferior que en 2014, de 198.000 ocupados de media en los nueves meses de este año frente a 260.000 el pasado.

Esta competencia que empieza a haber por los empleados mejor cualificados se refleja en los salarios, que están creciendo a un ritmo ligeramente superior al 2% anual. Es mejor que el estancamiento que se veía hace un año aunque está a medio camino de una economía que avanza a toda máquina. Eso, sin embargo, permite mantener bajo el riesgo del lado de la inflación y da margen a la Fed para ser paciente mientras se disipan las turbulencias externas.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Hay otros detalles que muestran que la situación no es aún la ideal. La tasa de participación bajó al 62,4%, al nivel de hace tres década y media, y hay seis millones de estadounidenses a los que les gustaría tener trabajo a tiempo completo que se ven forzados por sus empresas a ocupar uno a tiempo parcial. Es un nivel muy alto tras seis años de expansión. Si se tienen en cuenta además los 1,9 millones que no buscan empleo de forma activa, la tasa de subempleo está próxima al 10%.

Debate en la Fed

Las quinielas cambiaron de golpe en Wall Street tras conocers el dato. No solo pierde fuerza el alza de tipos en octubre, sino que gana más enteros la reunión de marzo. Jeffrey Lacker, presidente de la Reserva Federal de Richmond, mantiene sin embargo que no hay motivos para seguir retrasando el primer paso en el proceso para normalizar la política monetaria en Estados Unidos. Lacker fue el único disidente en el pasado encuentro de la Fed.

También hay aliados de la presidenta Janet Yellen que lo ve posible este mes, como John Williams, de la Reserva Federal de San Francisco. “La economía sigue mejorando”, indicó antes de conocerse el indicador de empleo de septiembre y la revisión a la baja de agosto. Aventura, en todo caso, un debate muy ajustado entre los miembros en esta reunión. Lo que da por hecho es que sucederá este año si los indicadores no dan más sorpresas.

Los próximos dos encuentros de la Reserva Federal están previstos para el 27 y 28 de octubre y para el 15 y 16 de diciembre. Este último incluye rueda de prensa de Yellen. Pero la presidenta de la Fed viene insistiendo desde junio que cualquier reunión es válida si se concluye que la marcha de la economía, el empleo y la inflación cumplen con los objetivos. La cuestión es como influye la incertidumbre global en esta compleja ecuación.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS