Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia quiere una investigación europea tras el ‘caso Volkswagen’

El ministro de Finanzas Michel Sapin incluiría en el análisis a la industria gala

caso Volksvagen
Michel Sapin, ministro de Economía francés, en una imagen de esta semana en parís. AFP

La trampa de Volkswagen en Estados Unidos para sortear los controles de emisión de gases de sus motores diésel aconseja una investigación europea. Así lo considera el ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, que esta mañana, ante los micrófonos de Europe 1 ha expresado la necesidad de acometer el análisis. “Hay que hacerlo a nivel europeo porque estamos en un mercado europeo con reglas europeas que hay que respetar”, ha precisado.

Sapin no circunscribe la investigación al constructor alemán de automóviles, sino que cree oportuno extenderla a toda la industria europea, incluida la francesa. “No tengo ninguna razón particular para pensar que los constructores franceses hayan tenido el mismo comportamiento que Volkswagen, pero me parece necesario para asegurar a unos y otros”.

Volkswagen es el mayor constructor de automóviles del mundo, junto con Toyota. La marca ha admitido el engaño: un programa informático que impedía medir correctamente el auténtico nivel de emisión de sus motores diésel, cuarenta veces superior a lo permitido en el mercado americano. La industria automovilística francesa es uno de los puntales de la economía de este país, con marcas tan importantes como PSA Peugeot Citroën y Renault y uno de los más altos niveles de uso de diésel. “Este escándalo daña a todos los constructores”, ha declarado esta mañana a Le Figaro una fuente del sector.

Para Sapin, el escándalo es un asunto a tomar muy en serio. “Estamos hablando de contaminación”, ha dicho en la entrevista radiofónica. “De contaminación que envenena a la gente. Es legítimo penalizar si es necesario y de asegurar en todo caso”. La ministra de Ecología, Desarrollo Sostenible y Energía Ségolène Royal ha anunciado a primera hora de la tarde una "investigación profunda" sobre este escándalo y ha pedido a la industria nacional que se asegure de que no hay prácticas como las de Volkswagen en Francia. Royal ha pedido a la agencia americana de protección medioambiental toda la información pertinente para poder "apreciar la naturaleza del fraude y los medios utilizados para detectarlo", ha dicho en una nota de prensa.

Más información