Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Bolsas caen después de que la Fed mantenga los tipos

El Ibex 35 pierde más de un 2% a media sesión, en línea con el resto de Europa

Los mercados no se tranquilizaron ayer con la decisión de la Reserva Federal de aplazar la subida de los tipos de interés. Pese a que eran lo que reclamaban, ayer las Bolsas cayeron, desde Japón hasta Estados Unidos, pasando por Europa. El Ibex español se dejó un 2,57% y cerró en 9.847,2 puntos. No retrocedieron en China, donde los índices avanzaron entre el 0,3% y el 1,25%. El dólar, por su parte, recuperó algo del terreno perdido el día anterior frente las monedas de Reino Unido y la zona euro. Mientras el oro prosiguió revalorizándose.

La Reserva Federal mantuvo los tipos de interés oficiales en su nivel históricamente bajo, entre el 0% y el 0,25%. Era lo que pedían los mercados. Incluso lo que consideraban “correcto”. Es la expresión que utilizó ayer uno de sus máximos gurús, Bill Gross, uno de los fundadores de Pymco, la mayor gestora de bonos del mundo, de la que salió el año pasado para irse a otra, Janus. “Creo que ellos hicieron lo correcto”, afirmó en unas declaraciones recogidas por la agencia Bloomberg.

Pero la decisión del órgano dirigido por Janet Yellen no fue suficiente para calmarlos. Ya el jueves el Dow Jones neoyorquino cerró con pérdidas, un 0,4%. Los números rojos crecieron en Japón, donde el índice Nikkei se dejó un 1,96%.

Y las pérdidas aumentaron en Europa, y lo hicieron más conforme transcurría la jornada. El Ibex 35, por ejemplo, comenzó el día cayendo un 0,8% y lo acabó dejándose más de un 2,57%. El índice selectivo español incluso cayó por debajo de los 9.900 puntos, de hecho, la jornada acabó en 9.847,20 enteros.

Castigo a Abengoa

Entre los valores españoles que más terreno perdieron estuvieron Abengoa (-9,34%) —Blackstone negó ayer que fuera a invertir en la firma de ingeniería andaluza— Sacyr (-5,20%) y Repsol (-4,85%). Solo Dia y Grifols lograron acabar la sesión en terreno positivo.

La evolución del resto de parqués europeos fue paralela. Pérdidas leves o, incluso, ligeras ganancias nada más sonar la campana, para acabar la jornada con pérdidas. Además, la apertura de las Bolsas en Estados Unidos no fue de ayuda alguna, puesto que también comenzaron la sesión en negativo, tal y como adelantaban los mercados de futuros.

En este contexto, el índice continental EuroStoxx 50 fue uno de los que más se dejó, un 3,03%. En esta caída, pesaban sobre todo valores energéticos alemanes como RwE (-8,06%) y E.On (-5,04%), y la española Repsol. También había valores financieros como los franceses BNP Paribas y Axa y títulos de grupos industriales, también alemanes, como Scheneider, Siemens o Daimler.

Viendo estas caídas, en consecuencia, en el análisis por países la mayor caída fue la del Dax alemán, que perdió un 3,06%. Tras él, los retrocesos de Italia y Francia. Menos duro fue el retroceso del FTSE 100 londinense, que se dejó un 1,34%.

En el mercado de divisas, el dólar se estabilizó sobre lo sucedido el día anterior, cuando tras conocerse la decisión de la Fed cayera frente a monedas como el euro. Ayer la moneda estadounidense recuparaba algo de terreno frente a la europea y se cambiaba a 1,137 dólares. Algo similar sucedía con la libra inglesa, que se cambiaba a 1,5582 dólares. En cambio, seguía cediendo terreno frente a la divisa japonesa.

Frente a la caída de las Bolsas, el oro se alzaba como valor refugio. Continúa así con la senda que mantenía en los últimos dos días, que se acentuó al conocerse que la Fed aplazaba la subida de tipos, cuando su cotización dio un salto. Ayer la onza se pagaba a 1.137,6 dólares.

Una vez expuestas las razones de la Fed para no tocar los tipos de interés el jueves, la conclusión en los mercados era que las incógnitas económicas no se han disipado (frenazo chino, países emergentes) y ahí precisamente apunta Julien-Pierre Nouen, de Lazard Frere Gestion, en un informe emitido ayer: “La incertidumbre es el principal motivo de esta inmovilidad [en referencia a la decisión de la Fed]”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información