Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La apreciación del dólar lastra las ventas de las corporaciones de EE UU

La facturación de las multinacionales estadounidenses cae un 3,3% en el segundo trimestre. Analistas y empresas advierten sobre el impacto de la revalorización de la divisa

Un inversor observa la cotización de valores en la Bolsa de Nueva York.
Un inversor observa la cotización de valores en la Bolsa de Nueva York.

La revalorización del dólar, que se ha apreciado un 10% desde enero, está impactando en las cuentas de las grandes corporaciones de Estados Unidos. Las ventas de las multinacionales estadounidenses han retrocedido un 3,3% en el segundo trimestre del año, el mayor descenso desde la Gran Recesión. Los analistas han expresado su preocupación por el alza de la divisa verde, que además afecta a las exportaciones. Las grandes empresas también se han quejado ante los inversores. La inquietud crece ante la posible subida de tipos de interés de la Reserva Federal, que podría encarecer aún más el dólar.

Evolución del dólar frente al euro

Harley-Davidson es una de las marcas más emblemáticas del poderío industrial de Estados Unidos. Pero el fabricante de motocicletas tiene al enemigo en casa. La fortaleza del dólar está haciendo tambalear su negocio. Es uno de los ejemplos más paradigmáticos del impacto que la apreciación de la divisa está teniendo en los resultados de las grandes multinacionales. Este efecto empezó a notarse a final del ejercicio 2014 pero ha impactado de lleno en las cuentas de las grandes firmas estadounidenses durante el segundo trimestre de 2015.

La campaña de resultados semestrales acaba de finalizar en Wall Street. Ha estado marcada por las referencias de los analistas a la revalorización del dólar. Se calcula que el impacto del tipo de cambio podría superar los 300.000 millones de dólares este año (unos 275.500 millones de euros). Compañías como General Electric, Amazon, General Motors, Ford, IBM, Apple, Microsoft y Johnson & Johnson redujeron sus ventas por un total de 28.300 millones de euros.

Las referencias de los analistas por el alto valor del dólar que, además, afecta a las exportaciones dejaron en una anécdota las preocupaciones sobre la moderación del crecimiento en China o la crisis en Grecia.

Procter & Gamble, la mayor compañía de consumo del mundo, refleja como ninguna otra los males del dólar fuerte. Registró una caída de las ventas del 9% en el segundo trimestre del año. Pero su cifra de negocio habría sido 2.000 millones mayor sin el efecto desfavorable del tipo cambio, lo que hubiera maquillado sus cuentas.

Los ingresos caen un 3,3%

En términos generales, las ventas de las grandes compañías de EE UU están registrando la mayor caída desde la recesión. El descenso de ingresos en el segundo trimestre fue del 3,3%. El dólar explica buena parte de esa caída, según las simulaciones de la Reserva Federal (Fed). La divisa estadounidense se apreció cerca de un 10% este año frente al euro y más de un 3% sobre el yen.

El euro se cambiaba a 1,34 dólares a comienzos de agosto de 2014. El pasado viernes cotizaba a 1,09 dólares. En un baile conjunto con el petróleo, que está en mínimos desde 2008. De hecho, son dos movimientos que van a la par y que se alimentan. La moneda europea tiene difícil recuperar el nivel de los 1,10 dólares ante la expectativa de que la Fed suba los tipos de interes este año.

Cuatro de cada diez corporaciones del índice S&P 500 presentaron unas cifras de venta por debajo de las previsiones de los analistas. Estas compañías, las más grandes de EE UU, generan la mitad de sus ingresos en el exterior. Los analistas de UBS proyectan que el dólar se comerá este año un 3% de sus ingresos, que se elevarán a los 9,8 billones de euros. Pero la mayoría de esos grupos no repatría sus beneficios, lo que suaviza este efecto negativo.

Apple y Microsoft presentaron resultados el mismo día, y los dos aludieron al lastre del dólar como Google y Facebook. PepsiCo precisó que los ingresos en Europa cayeron un 25% en el año por el lastre del tipo de cambio. Tupperware mejoró un 4% las ventas cuando hace las cuentas en monedas locales, pero estas caen un 13% al pasarlas a dólares. Dos terceras partes de sus ingresos se generan en países emergentes.

El impacto del dólar preocupa también a los miembros de la Reserva Federal. La presidenta de la institución, Janet Yellen, se refirió a ello en su último discurso.

Los técnicos de la Fed creen que la mayor parte del efecto de corrección del dólar se reflejó ya en los resultados del segundo trimestre. Y esperan que las cuentas que se publicarán en octubre se harán comparándolas con los resultados de hace un año, cuando la divisa estadounidense se acercaba a la paridad con el euro.