Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ikea lanza en EE UU una alerta de seguridad tras la muerte de dos niños

La compañía advierte de la necesidad de anclar a la pared las cómodas del modelo Malm

Imagen de la campaña de Ikea para pedir que se anclen las cómodas a la pared
Imagen de la campaña de Ikea para pedir que se anclen las cómodas a la pared

Las autoridades de consumo de Estados Unidos han alertado del riesgo que supone tener muebles sin anclar a la pared tras la muerte de dos niños el año pasado aplastados por sendas cómodas del modelo Malm de Ikea, uno de los más populares del fabricante sueco. La compañía ha reconocido los accidentes, ha incluido en la página de Estados Unidos un apartado donde incluye una alerta de seguridad y lo acompaña de una campaña en la que explica los riesgos de no fijar en la pared los muebles. Además, ofrece gratis anclajes a los propietarios de estos productos que los soliciten en Estados Unidos a través de un formulario.

En otros países, como Reino Unido, donde algunos clientes también han comenzado a reclamar los kits de anclaje para las cómodas a través de las redes sociales, la compañía ha asegurado que atenderá las peticiones. En muchos de sus muebles (especialmente en las estanterías), la empresa incluye siempre estas sujeciones, que añade ahora a las cómodas.

La cómoda del modelo Malm de Ikea
La cómoda del modelo Malm de Ikea

Según la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos (CPSC por sus siglas en inglés) Ikea recibió un informe sobre un niño de 2 años que murió febrero de 2014  después de una cómoda Malm de seis cajones le cayera tras volcarse. Además, otro informe recogió en junio de 2014 el accidente de otro menor de la misma edad, que también falleció después de quedar atrapado debajo de una de estas cajoneras Malm, en su caso, el modelo de tres cajones. En ningún caso los muebles estaban fijados a la pared. A estos avisos de accidentes fatales, se suman otros 14 informes, en los que no se comunicaron muertes, pero sí lesiones.

Ikea apunta en la web que ha habilitado en Estados Unidos de que el peligro de no anclar los muebles no solo existe con sus productos, sino que son muchos los menores estadounidenses que cada año se ven envueltos en este tipo de incidentes. "Un niño muere cada dos semanas en Estados Unidos y uno se lesiona cada 24 minutos porque se vuelvan muebles o televisores".