Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vivienda a estrenar se acaba en Madrid

En los nuevos barrios de la capital quedan por vender 1.770 pisos y con el ritmo actual de comercialización se agotarán en seis meses

La capital se queda sin viviendas nuevas. La falta de promociones durante los últimos años ha reducido el stock. Tanto que en los nuevos desarrollos urbanísticos (Arroyo del Fresno, Montecarmelo, Las Tablas, Sanchinarro, Valdebebas, El Cañaveral, Ensanche de Vallecas y Carabanchel) quedan por vender 1.770 pisos, entre libres y protegidos. Apenas hay 781 pisos libres y 989 en régimen protegido, lo que supone un 22% sobre el total de viviendas iniciadas.

“Cifras escasas, si tenemos en cuenta que se han analizado 102 promociones con un volumen de viviendas iniciales de 4.001 libres y 3.861 de protección, casi 8.000 pisos repartidos entre llave en mano y sobre plano”, señalan en Foro Consultores, que ha realizado un estudio para analizar cuál es la situación de la promoción de vivienda nueva en esos barrios de Madrid. Según esta consultora, con los ritmos actuales de venta, si no salieran nuevas promociones al mercado el stock se agotaría en unos seis meses.

El ritmo de ventas por promoción es de cuatro viviendas mensuales, lo que supone la vuelta a niveles de 2003. Incluso en vivienda libre ya se comercializan de media casi cinco viviendas mensuales por promoción, cuando en los años de crisis no se superaba la unidad mensual.

Prueba de que la oferta se agota es el Ensanche de Vallecas, donde en 2007 había casi 3.000 viviendas libres en venta. Ahora, tan solo 166. “La oferta actual se está agotando. No olvidemos que para promover hay que crear suelo y éste necesita un tiempo, de ahí la necesidad de tener suelo urbanizable en cartera porque, si se espera a que se agote definitivamente, en dos años puede no salir nada al mercado”, apunta Luis Corral, consejero delegado de Foro Consultores.

El mayor porcentaje de viviendas por vender en régimen libre está en la zona de El Cañaveral, dado que es el barrio que más tarde ha comenzado a comercializar. Aquí hay promociones donde el precio de la vivienda libre está por debajo de los pisos de protección pública, lo que indica que el módulo de vivienda protegida se ha quedado desfasado.

En todos estos nuevos barrios el precio medio de la vivienda libre ronda los 2.163 euros el metro, en total 273.021 euros -van desde los 77.000 a los 657.000 euros de precio máximo-. La media en vivienda protegida es 1.512 euros, 150.721 euros -se mueven entre los 38.474 y los 382.652 euros-.

Las nuevas promociones que están saliendo al mercado vuelven a dar prioridad a los pisos de tres dormitorios en detrimento de la vivienda pequeña. “Se observa la vuelta a los tres dormitorios y se descarta la producción de viviendas tipo estudio que tan de moda estuvo en la época del boom. Y los pisos que quedan en venta de estas características son de promociones proyectadas antes de la crisis”, explica la consultora encargada del estudio.