Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amazon quiere que compres también el champú por Internet

El gigante de comercio electrónico lanza en España la venta de productos de higiene

En su tienda virtual española vende ya desde libros a ropa y muebles

Imagen de la web de Amazon donde ahora venden productos de higiene
Imagen de la web de Amazon donde ahora venden productos de higiene

Amazon se lanza en España a la venta de productos que se pueden encontrar en supermercados y cuyo uso es habitual. Aquí todavía no comercializa alimentos, pero sí vende ya en su tienda española champú, gel o cosméticos. El gigante del comercio electrónico aterrizó con la versión española de su web en 2011. Sus tentáculos se han ido expandiendo a buena parte de los sectores del consumo. Vende libros y electrónica. Además, desde  mayo de 2014 compite en el sector textil y de moda. Y la semana pasada anunció su divisón de decoración y muebles.

"Amazon.es ha lanzado este miércoles sus nuevas tiendas de Belleza y Salud y Cuidado Personal. Los clientes ya pueden comprar en un clic más de 25.000 productos de las marcas más populares, desde champú o crema hidratante hasta toallitas de bebé o maquillaje. Además, los miembros de Amazon Premium disfrutan de Envíos en un día gratis e ilimitados para estos y un millón de artículos más", ha comunicado la empresa desde Luxemburgo, donde tiene su centro de operaciones europeo.

La venta de productos de belleza e higiene por parte de Amazon no es una categoría cualquiera. Significa que la compañía estadounidense comienza a ofrecer mercancía de uso diario en el mercado español, con márgenes de beneficio muy limitados. Puede interpretarse como un primer paso hacia la competencia directa con los supermercados y las tiendas tradicionales también por el carro de la compra diaria. En Estados Unidos ya vende alimentos, gracias al uso de robots en sus plataformas logísticas. Sus camiones llevan la compra a miles de usuarios en San Francisco, donde estrenó el programa piloto en 2013 y desde donde puede extenderse a todo el país.

¿Terminará vendiendo productos perecederos como fruta y verdura en España? Dependerá del desarrollo y la eficiencia que logre para su logística aquí, el gran reto de todos los distribuidores de alimentación en el comercio por Internet. Los supermercados e hipermercados todavía no han logrado rentabilizar la venta online, ya que parte de los productos de sus estanterías tienen márgenes de beneficio muy ajustados, que rondan entre el 1% y el 3%. Preparar los pedidos online y llevarlos a casa se come esos márgenes en muchos casos.

"Con la incorporación de productos de belleza, salud y cuidado personal estamos muy contentos de poder ofrecer a los clientes la comodidad de comprar online productos esenciales para cualquier hogar, desde pasta de dientes o crema de manos hasta espuma de afeitado o pintaúñas”, explica este miércoles Xavier Garambois, vicepresidente retail en Amazon EU.

El gigante del comercio electrónico ha vivido muchas novedades en el último año en España. No solo por las nuevas divisiones que ha ido añadiendo a su web española, sino también porque ha realizado profundos cambios fiscales. Amazon paga desde mayo el impuesto de sociedades en España por las ventas que realiza en este mercado, algo que hasta entonces evitaba. Facturaba esas compras en Luxemburgo, al igual que hacía con las de Italia, Alemania, Francia y Reino Unido. Sin embargo, en medio de la presión de la Comisión Europea a las tácticas fiscales de las grandes compañías tecnológicas, cambió de estrategia.