Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los controladores aéreos convocan nuevos paros en julio

La huelga parcial en las torres de control será de cuatro horas el 11, 12, 25 y 26 de julio

Pasajeros en la T4 del aeropuerto de Barajas
Pasajeros en la T4 del aeropuerto de Barajas EFE

Los controladores aéreos harán más paros de cuatro horas en julio. La Asamblea Nacional de USCA, el sindicato mayoritario del sector, ha decidido convocar cuatro nuevas jornadas de protesta los días 11, 12, 25 y 26 de julio. Vuelven a movilizarse contra ENAIRE, el gestor aeroportuario públicop-privado, por las 61 sanciones impuestas a controladores de Barcelona por los incidentes que llevaron en 2010 al cierre del espacio aéreo que también ocasionó el despido de un controlador.

Los controladores ya llevaron a cabo cuatro jornadas de paro en junio, si bien, ante el elevado servicio mínimo exigido por el Ministerio de Fomento, la incidencia fue mínima e inapreciable en los vuelos de esos días. Aun así, el sindicato USCA ha decidido volver a convocar paros. En concreto, en esta ocasion se desarrollarán entre las 10.00 y las 13.00 horas de los días 11 y 25 de julio y entre las 17.00 y las 20.00 horas del 12 y 26 de julio.

"USCA considera incomprensible la decisión de ENAIRE de mantener las sanciones a 61 controladores del ACC de Barcelona después de que el juzgado de instrucción encargado de las diligencias penales determinara la ausencia de responsabilidad de los sancionados y de que los procesos penales abiertos en 20 juzgados de toda España concluyeran de forma contundente que no existió desobediencia ni abandono por parte de los controladores en los acontecimientos juzgados", explicó el sindicato este lunes en un comunicado.

Solicitan que Fomento no sea tan agresivo a la hora de fijar los servicios mínimos en esta ocasión, que denuncian que de facto exigían acudir a trabajar al 99% de los controladores. "A juicio de USCA, esos servicios mínimos vulneraron el derecho fundamental de los controladores españoles a la huelga, de una manera claramente discriminatoria respecto a otros trabajadores de servicios esenciales en España y, sin duda, respecto al colectivo de controladores de otros países de la Unión Europea", señalan.

Más información