Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro de cada diez sillas de coche infantiles suspenden en seguridad

Las pruebas hechas por clubes automovilísticos europeos evalúan la calidad de 30 marcas

Prueba de seguridad con una silla infantil.

El 37% de las sillitas infantiles para el coche no cumple los mínimos de seguridad. Esa es la preocupante conclusión a la que ha llegado el Informe Europeo de Sistemas de Retención Infantil (SRI), en el que participa el Real Automóvil Club de España (RACE) y que analiza la seguridad, el uso y la instalación de 30 modelos y marcas.

El sistema de evaluación de las pruebas, más exigente y con pruebas más duras que otros años según RACE, concluye que 13 de las marcas es "satisfactoria", seis obtienen el aceptable, y 11 suspenden, de las cuales ocho con la peor de las notas. Las pruebas, hechas con los clásicos muñecos dummies, evalúan la seguridad seguridad ante impactos frontales y laterales, y tratan de calibrar el manejo, ergonomía, los contenido de sustancias peligrosas, limpieza y confección de cada uno de los asientos, calificados según su peso y soporte, según la edad del menor (de 0 a 12 años).

Entre las mejores colocan la Cybex Cloud Q sin base, de entre 0 y 1 año (hasta 13 kg), Bebé Confort Axxisfix, la Britax Römer, Kidfix SL SICT, perteneciente al grupo II/III (de 4 a 12 años), y la Cybex Palas M-fix, de 4 a 12 años.

Aunque en ediciones anteriores se analizó la seguridad de los productos de bajo coste, en este test 2015 se ha querido estudiar la presencia de los productos asiáticos que se pueden encontrar a la venta en Europa. En este caso, se han evaluado tres modelos de SRI, como han sido el Babyfirst Space Castle (que engloba los grupos 0+/I/II), Goodbaby CS 920 SI (grupo I) y la Lutule Bear S (grupos I/II/III con Isofix). Los resultados muestran malas calificaciones en las pruebas de impacto frontales y laterales, lo que repercute en la nota final. Se analiza, además, según la nueva homologación I-size de diciembre.

RACE aconseja, asimismo, que el comprador se informe de la oferta existente en el mercado tanto de modelos como de características de seguridad, y que, una vez tomada la decisión, "se acceda al punto de compra con el vehículo y el niño con el fin de conocer de primera mano la instalación" para conocer cada detalle de seguridad y que el menor esté cómodo. Recuerda, asimismo, que los niños deben ir siempre sin abrigos, para que el cinturón de seguridad sea lo más efectivo posible.

Algunas de las suspendidas

- Baby Relax Baladin (0-4 años/ 18 kg)

SRI para su uso a largo plazo; puntos débiles en cuanto a la seguridad y a la facilidad de uso; contiene sustancias perjudiciales. La visión del niño es limitada y se debe lavar a mano.

- Hauck Varioguard (0-4 años)

SRI con protección anticolisión frontal pobre. En un test de choque llevado a cabo utilizando la instalación con cinturón, el SRI se soltó de la base. Esto no ocurrió cuando se utilizó ISOFIX. La gama/línea de ajuste del arnés no permite abrochar el cinturón de forma segura a bebés; el cojín reductor descrito en el manual, que podría facilitar el abroche del cinturón, no se incluía.

- Lutule Bear S (1-12 años)

Portabebés que sería adecuado para un uso durante un período prolongado de tiempo, pero el fabricante recomienda utilizarlo durante no más de 5 años desde la fecha de fabricación. Se bajó de categoría por el alto nivel de sustancias perjudiciales en la funda de tela. En algunos casos, se puede conseguir una posición de la silla más estable quitando el reposacabezas del todo o insertándolo de nuevo orientado hacia atrás.

-Casualplay Sono Fix (0-1 años)

Portabebés con puntos débiles en la protección en choques frontales; instalación del sistema ISOFIX solo en vehículos aprobados por el fabricante. Se bajó de categoría por el alto nivel de sustancias perjudiciales en la funda de tela. Riesgo de instalarlo incorrectamente, con instrucciones difíciles de entender. El soporte para las piernas no es ideal y necesita más espacio.

-Simple Parenting Doona (0-1 años)

Portabebés con protección anticolisión lateral ligeramente mala. El asiento es pesado. Las ruedas desplegables facilitan la tarea de empujar el portababés fuera del vehículo, en lugar de tener que cargar con él. Sin embargo, se bajó de categoría por el alto nivel de sustancias perjudiciales en la funda de tela.

- Apramo Ostara (4-12 años)

Silla elevadora fácil de usar y segura. Sin embargo, se bajó de categoría por el alto nivel de sustancias perjudiciales en la funda de tela. En algunos casos, se puede conseguir una posición de la silla más estable quitando el reposacabezas del todo o insertándolo de nuevo orientado hacia atrás.

Babyauto Sinar (4-12 años)

La silla se puede utilizar sin respaldo con niños de más de 22 kg, lo que no ofrece protección en caso de choque lateral, así que no se recomendó en 2014. La silla es muy ligera y el acolchado duro. No se instala con seguridad.

Nania Baby Ride (0-1 años)

Portabebés con defectos muy graves en choque lateral, según el test de 2014. Montaje complicado y acolchado duro.

- Apramo Hestia (1-12 años)

Riesgo medio de lesiones. Se bajó de categoría por el alto nivel de sustancias perjudiciales en la funda de tela. El período de uso especificado es relativamente largo, pero los niños más altos no tendrán espacio suficiente.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información