Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los diez fondos que controlan la Bolsa

Un selecto club de gestoras tienen 52.667 millones de euros invertidos en el Ibex 35

Patio de operaciones de la Bolsa de Madrid
Patio de operaciones de la Bolsa de Madrid

La Bolsa española es muy dependiente del capital exterior; quizás la más dependiente de Europa. La venta de las carteras industriales de bancos y cajas ha reforzado el papel de los accionistas extranjeros en el mercado local. En concreto, los inversores internacionales son los principales propietarios de acciones españolas cotizadas, con un porcentaje del 40,1% del valor de mercado, según el último informe sobre la Distribución de la Propiedad de las Acciones Españolas Cotizadas, elaborado por BME.

La participación de estos inversores, que es tres puntos superior a la media de la Unión Europea, está además muy concentrada en un puñado de grandes gestoras. De hecho, y según cálculos elaborados por EL PAÍS, los diez mayores fondos tienen participaciones en empresas del Ibex 35 con un valor de mercado de 52.667 millones de euros, es decir, el 11% de la capitalización actual de las empresas que componen el índice selectivo. Las puertas de estos gigantes, la mayoría estadounidenses, son a las que llaman los directivos de los grupos cotizados cada vez hacen un road show. Estos son los verdaderos dueños de la Bolsa.

  • BlackRock. Con sede en Nueva York, es la mayor gestora del mundo. Maneja activos por valor de más de cuatro billones de euros. En España sus inversiones en empresas del Ibex suman 17.914 millones. Es un actor de referencia en el sector financiero ya que tiene el 5% de Santander y de BBVA. Además, cuenta con el 3,6% de Telefónica. El presidente de BlackRock, Larry Fink, es uno de los hombres más poderosos del mercado y hace unas semanas envió una carta a la principales compañías del mundo, incluidas varias españolas, para pedir a sus directivos que gestionen con la visión en el largo plazo y no destinen tanto dinero a dividendos y recompra de acciones.
  • Fondo Soberano Noruego. El mayor fondos soberano del mundo tiene inversiones en la mayoría de las empresas cotizadas españolas. Solo en el Ibex acumula acciones valoradas en 8.574 millones. Entre sus principales apuestas se encuentran Santander (1,6%), Telefónica (1,7%) e Iberdrola (2,45%). El fondo gestiona el dinero que el Estado recauda con la venta de petróleo y su objetivo es maximizar las pensiones de los noruegos. Suele delegar en gestoras locales la elección de las compañías. Se guía por unos estrictos principios éticos y de sostenibilidad a la hora de decidir sus inversiones.
  • Vanguard. En 1975 la Bolsa estadounidense atravesaba uno de las fases bajistas más pronunciadas de su historia. Ese año, John C. Bogle fundó la primera compañía de gestión de activos 100% independiente, propiedad de sus directivos. Con un modelo basado en la reducción de los costes a sus clientes, Vanguard es hoy uno de los grandes jugadores del mercado, con activos bajo gestión en todo el mundo valorados en 2,7 billones de euros. Esta entidad ha sido pionera en el lanzamiento de fondos cotizados (ETF, según sus siglas en inglés). En España tiene inversiones valoradas en 8.456 millones.
  • Capital Group. Jonathan Bell fundó la gestora en 1931. Con sede en Los Ángeles (California), hoy la firma es uno de los gigantes silenciosos del mercado. Maneja 1,2 billones de euros y su éxito se basa en la búsqueda de compañías de calidad a buen precio, usando solo los análisis de sus expertos. Además, y después de que su fundador sufriera un infarto, apuestan por tener varios gestores en cada fondo. Capital Group lanzó el primer fondo global de la historia. En 2014 abrió oficina en España y actualmente tiene inversiones en empresas del Ibex por valor de 6.262 millones.
  • Lyxor. Filial 100% de Société Générale, es una de las mayores gestoras de Europa con 112.000 millones de euros en activos. La compañía se creó en 1998 dentro del departamento de derivados de renta variable del banco francés. La entidad está especializada principalmente en la gestión pasiva (replicar la composición de los índices bursátiles) a través de fondos ETF. Sus inversiones en el Ibex suman casi 3.000 millones.
  • Fidelity. Esta firma es uno de los grandes nombres de la inversión colectiva. Fundada por Edward Crosby Johnson en 1946, la compañía está presidida por su nieta, Abigail Johnson, la sexta mujer más rica de EE UU gracias al 24% que tiene en el capital de la compañía. Fidelity ha sido la casa de uno de los gestores más famosos de la historia, Peter Lynch, y tiene actualmente un patrimonio cercano a los dos billones. En España sus inversiones en grupos del Ibex suman 2.800 millones.
  • Franklin Templeton. El fundador de la firma fue Rupert H. Johnson, un agente de Bolsa que sobrevivió a la Gran Depresión. Decidió darle a la gestora, que echó a andar en Nueva York en 1947, el nombre de Benjamin Franklin, uno de los padres fundadores de EE UU, porque quería que tuviese sus valores de prudencia y audacia. La compañía cotiza en Bolsa y ha ido ganando tamaño a través de adquisiciones, la más importante la de Templeton.
  • Calpers. Es el fondo de pensiones de los funcionarios del Estado de California maneja más de 270.000 millones en activos. Es uno de los inversores institucionales más involucrados en el buen gobierno de las compañías y ha promovido la destitución de varios presidentes en EE UU. Tiene invertidos 1.600 millones en empresas del Ibex.
  • Invesco. Fue fundada en Atlanta en 1978 por nueve empleados que compraron la división de inversiones de un gran banco del sur de EE UU. La nueva empresa se rebautizó formalmente como Invesco y pasó a ser una asesora independiente de inversiones. Gestiona activos por casi 700.000 millones de clientes institucionales y particulares.
  • T Rowe Price. Es uno de los gigantes de la inversión en EE UU y gestiona activos valorados en más de 700.000 millones. La firma fue fundada en 1937 por Thomas Rowe Price y conserva su sede desde entonces en la ciudad de Baltimore. En el Ibex 35 tiene inversiones por más de 1.000 millones.