Indra no repartirá dividendo tras las pérdidas de 2014

La compañía tecnológica perdió 20 millones de euros en el primer trimestre de este año y recortará un 10% del empleo en Brasil

Indra registró unas pérdidas netas de 20 millones de euros en el primer trimestre de 2015, frente al beneficio de 31 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, por la estacionalidad de procesos electorales y los resultados negativos en Brasil, según ha informado la compañía..

El consejo de administración ha decidido no proponer el reparto de dividendo con cargo a reservas. tras las pérdidas registradas en el ejercicio de 2014, que ascendieron a 92 millones de euros. 

La compañía ha indicado que las pérdidas netas antes de costes no recurrentes en este periodo fueron de 16 millones de euros, frente a un resultado positivo de 36 millones de euros del primer trimestre de 2014.

La cifra de contratación del grupo tecnológico en los tres primeros meses del año alcanzó los 934 millones de euros, un 11% menos en términos reportado y un 12% menos en moneda local, mientras que las ventas ascendieron a 702 millones de euros, lo que representa un descenso del 4% en términos reportados y del 5% en moneda local. Por su parte, el grupo registró unas pérdidas operativas (Ebit) de un millón de euros, frente al Ebit positivo de 51 millones del primer trimestre de 2014, situando el margen de Ebit en el 0,1%, frente al 7% del mismo periodo del año anterior.

Recortes en Brasil 

El consejero delegado de Indra, Javier De Andrés, ha indicado que espera mejorar la rentabilidad de la compañía en Brasil en el segundo semestre del año, gracias a las medidas de gestión que está poniendo en marcha y que incluyen un ajuste de empleo en el conjunto de año que afectará a cerca de aproximadamente unos 600 trabajadores, cerca de un 10% de la plantilla en el país.

Además de este recorte de costes local, para remontar las cifras en el país la compañía ha nombrado a un nuevo responsable para la región y ha puesto en marcha un nuevo equipo de gestión y una nueva estrategia centrada en la ejecución y negociación con proveedores y clientes. De esta forma, los directivos han explicado en una conferencia con analistas posterior a los resultados que, si bien el segundo trimestre también será negativo en el país, se espera una recuperación para el segundo semestre gracias a estas medidas.

La compañía celebrará un Investor Day el próximo 8 de julio para comunicar sus líneas estratégicas, los planes operativos y las indicaciones financieras a medio plazo. En ese día se espera que comunique sus planes en torno al ajuste de personal que puede afectar a más de 2.000 trabajadores en todo el mundo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS