Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Santander cree que el nivel de paro impide decir que la economía está bien

El banco gana 1.717 millones de euros hasta marzo, un 32% más

Banco Santander
José Antonio Álvarez y José García Cantera hoy en la presentación de resultados

El Santander no sorprendió al mercado y obtuvo un beneficio neto de 1.717 millones entre enero y marzo de 2015, el 32% más que en el mismo periodo de 2014, tal y como avanzaron los analistas. La entidad se apoyó en la subida de ingresos financieros por la mayor actividad comercial —aunque en España los créditos aun no crecen—, la favorable evolución del dólar la libra esterlina y la reducción de dotaciones por la mejora de la morosidad. José Antonio Álvarez, consejero delegado, se mostró optimista para el resto del año, ya que espera un incremento del crédito, caída del nivel de riesgo y mejora de la rentabilidad, un ratio en el que están por debajo de otros competidores. Dijo que era positivo que el Gobierno haya revisado la previsión de crecimiento para 2015, hasta el 2,9%, pero advirtió de que el paro sigue siendo “inaceptablemente alto”.

“Hay factores internos derivados de las reformas, y otros externos como el petróleo y la inyección de liquidez del BCE, que están siendo positivos”, resaltó el número dos de la entidad. No obstante, alertó de que todavía “sigue habiendo un problema, que es la tasa de paro inaceptablemente alta”. El directivo del Santander explicó que la mejora de las grandes cifras tendrá que trasladarse a la economía doméstica y “hasta que no se supere este tema no podemos decir que se esté bien”. Álvarez comentó que la concesión de crédito en España dejará de caer en 2016, tras el fuerte incremento de los nuevos préstamos. El número dos del mayor banco de la zona euro admitió que el crédito crece en empresas “pero tampoco con gran fuerza. A las empresas prestamos unos 3.000 millones mensuales, en descuento comercial unos 1.100 millones, 450 en hipotecas —frente a los 600 millones de antes— y 75 millones en bienes de consumo”.

Álvarez destacó además la caída de los precios de los créditos por la “intensa” competencia y la abundante liquidez del mercado. “El abaratamiento de los préstamos continuará hasta que deje de ser rentable dar préstamos a unos diferenciales tan bajos que no cubran el coste del riesgo”, comentó. Sin embargo, Álvarez negó que se estuvieran dando créditos a precios “indebidos”, como afirmó Francisco González, presidente del BBVA. “Cada entidad sabrá cuál es su política de riesgos. En esta casa solo se conceden con un perfil medio o bajo de riesgo”, explicó.

En cuanto al origen de los beneficios, Brasil sigue en cabeza, con el 21% del total. Obtiene unos resultados de 516 millones, un 41% más. El reenfoque de Brasil ha sido clave para los resultados del Santander, que no teme un hundimiento de la economía de este país pese a la inestabilidad política. El segundo mercado es el Reino Unido, con el 20% del total, al obtener 477 millones. La filial de Londres es la que más créditos acumula, 276.000 millones, casi el doble que España y 3,6 veces menos que Brasil. España supone el 15% del beneficio del grupo, sin tener en cuenta las pérdidas inmobiliarias, que suman 95 millones. Tras este descuento, España ganó 305 millones, el doble que hace un año, gracias a las menores dotaciones, que caen un 27,6% y los gastos. En Estados Unidos obtuvieron 246 millones.

El Santander, a diferencia de Bankia, no aboga por abrir las oficinas por las tardes. “No es un tema en discusión”, dijo Álvarez. Por otro lado, la Audiencia ha citado a declarar como imputados el 25 y 26 de mayo a dos directivos del Santander que planificaron y supervisaron la venta de los Valores Santander en 2007 a instancias de la Fiscalía Anticorrupción.

Más información