Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Endesa demanda estabilidad política tras los comicios

Borja Prado da por solucionado el problema del déficit tarifario y alaba la nueva regulación para la consolidación del sector

Endesa
Borja Prado, durante su intervención en la junta de accionistas de Endesa.

El presidente de Endesa, Borja Prado, demandó un escenario de estabilidad política que salga de las próximas elecciones generales para que la "recuperación incipiente" se convierta en un "crecimiento consolidado", y pidió que se sustituya “la actual política monetaria por una política industrial”, mediante medidas de expansión que fomenten la inversión.

“La consolidación de estos avances económicos, la recuperación del empleo y la búsqueda de nuevas metas de crecimiento solo serán posibles en un escenario de estabilidad política”, señaló Prado en su discurso ante la Junta General de Accionistas celebrada ayer en Madrid.

Al término de la Junta, y en declaraciones a los periodistas, Prado puntualizó que "no son convenientes los cambios bruscos en política económica" y que con la senda que está siguiendo el Gobierno “nos esperan tres o cuatro años de crecimiento”.

No es la primera vez que un gran empresario se postula a favor de un gobierno estable después de las elecciones. Los presidentes de Telefónica, César Alierta, y el del BBVA, Francisco González, entre otros, también se pronunciaron por un gobierno estable que salga del proceso electoral.

El directivo rechaza la propuesta de nacionalización de Podemos

Prado valoró que el crecimiento económico del 1,4% en 2014, aunque “modesto”, supone el final de seis años de recesión y “parece ser el inicio de un nuevo ciclo económico” que podría llevar a avances “en, por lo menos, los tres siguientes ejercicios”.

Tras indicar que ese cambio de ciclo se debe principalmente al esfuerzo de los ciudadanos, reconoció una “considerable cuota de mérito” a la política económica del Gobierno y a las “reformas estructurales” iniciadas. Sobre la propuesta de Podemos de nacionalizar las eléctricas, indicó que estaba obviamente en desacuerdo porque cree en la empresa privada.

En el marco regulatorio, el presidente de Endesa defendió la nueva normativa y reconoció que “todo apunta a que se ha puesto punto final al déficit tarifario” (la diferencia entre el coste de producir energía y lo que se cobra por ella). En la misma línea, el consejero delegado de Endesa, José Damián Bogas, auguró que se producirán superávits tarifarios en el futuro.

El directivo indicó que Endesa se encuentra “totalmente preparada” para la nueva facturación hora a hora de la electricidad, que empezará a aplicar a todos sus clientes con contadores digitales y telegestionados —cinco millones hasta la fecha— antes del 1 de agosto.
La junta de la compañía eléctrica ha aprobado un dividendo ordinario de 0,76 euros por acción con cargo a resultados de 2014 que se irá incrementando un 5% cada año hasta 2016. Desde la colocación en Bolsa, del pasado mes de diciembre, la acción de Endesa se ha revalorizado en más de un 40%.

Los accionistas aprobaron el nombramiento del presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda Ruiz, y del presidente de Correos de Portugal (CTT), Francisco Lacerda, como nuevos consejeros independientes. También recibieron luz verde las cuentas del ejercicio 2014, en el que Endesa obtuvo un beneficio de 3.337 millones de euros, un 77,6% más, gracias a la plusvalía neta generada por la venta de su negocio en Latinoamérica a Enel.