Las causas del accidente no afectan a la indemnización de los fallecidos

La cobertura del seguro a las víctimas, de Allianz, no varía si el siniestro es intencionado El coste para la aerolínea por la pérdida del avión o el daño a la marca sí cambia

Un avión de Lufthansa y destrás, uno de Germanwings
Un avión de Lufthansa y destrás, uno de GermanwingsAFP

Los motivos que llevaron al avión de Germanwings a estrellarse en los Alpes la mañana del martes no afectan a la indemnización que reciban las víctimas por parte de la aseguradora Allianz, responsable de la cobertura de esta compañía. Las pólizas de este tipo de seguros no cambian para las víctimas si se trata de un accidente, si es terrorismo o si es un acto intencionado. Todavía no se han fijado las compensaciones, pero la normativa europea exige a todas las aerolíneas contratar una cobertura mínima por pasajero de 316.000 euros.

Allianz es la compañía que cubre a Germanwings, la aerolínea de bajo coste de Lufthansa. El miércoles emitió un comunicado en el que señalaba que se haría cargo de las indemnizaciones. No quiso revelar la cantidad a la que pueden ascender. "No sería apropiado hacer comentarios sobre los detalles de este trágico accidente", señaló la aseguradora alemana. Este jueves, a preguntas de este diario, la división encargada de la póliza, Allianz Global Corporate & Specialty, no ha querido tampoco hacer comentarios.

Más información
El fiscal del caso: “El copiloto tuvo la voluntad de destruir el avión”
Las aerolíneas caen en Bolsa tras el siniestro
Cinco antecedentes confirmados de aviones estrellados por sus pilotos
Uno de los pilotos salió de la cabina y no pudo entrar antes de la caída

Sin embargo, fuentes de la industria explican que la cobertura de este tipo de seguros para las víctimas no varía según el motivo del siniestro, aunque sí es diferente para la carga económica de la aerolínea, ya que el coste, por ejemplo del avión —también asegurado por otra compañía—, ahora destruido, no se recupera de la misma manera si la culpa del desastre es un empleado de la propia empresa que si se trata de un problema por su montaje, una situación que hubiera afectado a Airbus, el fabricante del A320.

¿Cuánto cobrarán las familias de los fallecidos por el siniestro en el que 150 personas perdieron la vida? No se ha fijado la cantidad, algo que, según Allianz, en todo caso sería confidencial. Lo que sí está marcado por ley es la cantidad mínima que la compañía está obligada a tener cubierta. Toda compañía aérea debe, según exige una normativa europea de 2004, garantizar una cobertura mínima por cada pasajero que transporte de 250.000 derechos especiales de giro. Esta unidad económica internacional equivale en la actualidad a 315.856 euros.

No significa que finalmente se vaya a pagar esa cantidad a los familiares de los fallecidos inmediatamente, pero sí que era la cantidad mínima contratada en el seguro por Germanwings para hacer frente a la compensación que se fije o la que decida un juez en caso de que la familia reclame. Si los afectados emprendieran acciones legales que terminaran obligando a la empresa a pagar más que lo cubierto por la póliza, serían los fondos de la aerolínea los que deberían cubrir el resto.

El seguro que cubre el coste del aparato siniestrado sí tendrá en cuenta quién destrozó la aeronave

La convención de Montreal, establecida en 1999 y asumida por los países de la Unión Europea, señala que "el transportista es responsable del daño causado en caso de muerte o de lesión corporal de un pasajero por la sola razón de que el accidente que causó la muerte o lesión se haya producido a bordo de la aeronave durante cualquiera de las operaciones de embarque o desembarque". De ahí que, sea quien sea el culpable, debe asumir el pago de las indemnizaciones, para lo que debe tener un seguro.

El daño para la compañía, sin embargo, sí es distinto según quién sea el culpable. Para empezar, porque los seguros que cubren los aviones (como aeronaves, no el pasaje), sí que tienen en cuenta la compensación dependiendo de las causas.

Del mismo modo, el daño a la imagen de la empresa es distinto si es uno de sus propios empleados el que ha causado el siniestro o son otro tipo de causas como las meteorológicas. Las acciones de Lufthansa caen este jueves más del 3%, una bajada que se ha acelerado conforme se conocían los detalles de la caja negra del avión de Germanwings. El día del accidente, cuando no se sabía nada sobre la responsabilidad de la empresa en las muertes, perdió el 1,5% y ayer, el 1,4%. Airbus, en cambio, que registraba fuertes pérdidas por la posible existencia de causas técnicas, ha vuelto a subir en Bolsa hoy, cuando los investigadores franceses señalaban que las pruebas indican inicialmente que el copiloto estrelló el avión intencionadamente.

¿Demandas por imprudencia?

EL PAÍS

Que se demuestre que el siniestro fue provocado intencionadamente por un piloto de Germanwings sí puede afectar a la responsabilidad penal del caso, ya que, tal como señaló ayer Brice Robin, fiscal de Marsella, la investigación se abrió por un homicidio involuntario, pero, en función de las pesquisas, podría cambiar su postura. La responsabilidad penal del copiloto se extinguiría, en cualquier caso, con su muerte. En el caso de la compañía, la posibilidad de actuar penalmente resulta remota, aunque, como persona jurídica, se le podría reclamar una eventual imprudencia por no vigilar la salud de sus pilotos, algo complejo si la empresa demuestra que ha seguido toda la normativa obligatoria sobre formación y revisión de su personal.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Cristina Delgado

Es subdirectora y se encarga de la edición digital de EL PAÍS. Antes fue redactora jefa de Economía, sección en la que se incorporó al periódico, en 2008. Licenciada en Periodismo y en Comunicación Audiovisual, ha realizado el máster UAM-ELPAIS y posgrados de información económica y gestión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS