Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sabadell presenta una oferta de 2.400 millones por el sexto banco británico

La entidad lanza una oferta "preliminar" por TSB, en la que sería su mayor adquisición

Banco Santander
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu. EFE

El Banco Sabadell seguirá los pasos del Santander y del BBVA y desembarcará en la City londinense. La entidad catalana admitió ayer que negocia la adquisición de TSB Banking Group, participada de Lloyds y la sexta entidad financiera británica. Cuenta con 4,5 millones de clientes, 30.000 millones de euros en activos y 8.000 empleados repartidos por cinco centros corporativos y 631 sucursales. Si cuaja su propuesta “preliminar”, el banco presidido por Josep Oliu desembolsará cerca de 2.400 millones de euros, el mayor precio que habrá pagado hasta ahora por otro banco. Tiene hasta el próximo 8 de abril para presentar una propuesta en firme, si bien algún analista sostenía ayer que la negociación tiene ya mucho de acuerdo. El consejo de TSB apoya la operación y aconsejará a los accionistas vender sus acciones.

Uno de los motivos de esa aceptación es el precio asumido por la entidad presidida por Josep Oliu. En las negociaciones mantenidas hasta ahora figura una oferta de 340 peniques (4,8 euros) por acción, lo que supondría una prima del 31% respecto a la valoración que efectuó Lloyds el pasado junio, cuando sacó a Bolsa una parte de sus títulos. El histórico banco británico, que controla el 50% de TSB, los liberó entonces a 260 peniques.

Tras desvelarse las conversaciones, y después de que la cotización del Sabadell quedara suspendida durante más de una hora, el mercado castigó sus acciones, que llegaron a caer más del 10%. Al cierre de la sesión, el desplome se reducía a un 6,6%. En cambio, las acciones de TSB Banking Group se dispararon durante la jornada un 23,5% y se acercaban a la oferta del grupo catalán: 326 peniques.

Oliu tendría ligada parte de la operación gracias a la buena relación que mantiene con Lloyds desde la primavera de 2013, cuando se quedó con su negocio bancario en España. Desde entonces son socios estables. El banco británico se hizo con el 2% de las acciones del Sabadell, una participación que no permitió que se diluyera en la última ampliación de capital efectuada por el banco a finales de 2013.

Fuentes del banco vallesano descartaron explicar cómo se financiará la operación, a la espera de que culminen con éxito las negociaciones. Se da por hecho, no obstante, que parte del pago se asumirá con caja del banco y fuentes del mercado señalan que implicará una ampliación de capital. La dirección sostiene que la adquisición tendrá un impacto neutral en los beneficios del Sabadell a corto plazo y que los elevará a medio.

A las grandes magnitudes del banco británico hay que añadir que el pasado ejercicio ganó 371,7 millones de euros, un 50% más. TSB, en una muestra más del acercamiento entre ambas partes, señaló que la operación podría conllevar sinergias para los dos bancos en el mercado de pequeñas y medianas empresas, negocio en el que el Sabadell es fuerte y en el que el banco inglés quiere fomentar en Reino Unido. Entre sus planes de futuro consta un crecimiento de hasta un 50% en cesión de créditos en los próximos cinco años, según señaló su consejero delegado, Paul Pester, en una reciente conferencia con analistas.

Tras colmar sus aspiraciones en España en lo que respecta a nuevas operaciones corporativas, el Sabadell centra ahora sus esfuerzos en el extranjero. Hasta hoy opera en Estados Unidos, a través del Sabadell United Bank, y en México, en la que explota una sociedad financiera a la espera de conseguir una licencia bancaria. Pero su negocio en el extranjero, que representa un 8% del total, queda lejos de las previsiones enmarcadas en su último plan estratégico. El propio Oliu dijo el miércoles que sus deseos pasaban por una exposición en el exterior próxima al 30%. Con la operación anunciada ayer, indicaron fuentes del banco, ese porcentaje quedaría cerca de esas expectativas, de ahí que se explorara la posibilidad de llegar a un acuerdo hace dos meses, según fuentes consultadas por Reuters.

El profesor de la Warwick Business School, Kebin Ma, señaló ayer que la adquisición presupone que el Sabadell acude al exterior asumiendo que “la economía española permanecerá átona durante un periodo prolongado”.

El Sabadell se enfrenta a la adquisición de una entidad que tiene casi una sexta parte de su volumen (30.000 millones de activos por los 168.000 del Sabadell al cierre de 2014). Pero la operación es más simple que otras a las que se ha enfrentado el banco, que en los últimos años ha protagonizado un rally de adquisiciones en el mercado español, ya que en este caso no habrá casi duplicidades. El Sabadell apenas tiene representación en la capital británica, si bien abrió allí una sucursal en 1978. En el banco aún está en mente la integración de la CAM (Caja de Ahorros del Mediterráneo), adquirida al fondo de rescate, FROB, por un euro tras recibir más de 5.000 millones de recursos públicos. Aquella operación suponía absorber 71.000 millones de activos.

Más información