Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La protección a los parados cae a su nivel más bajo en más de una década

La tasa de cobertura cae del 57% por los recortes y el alza del desempleo de larga duración

Oficina de empleo
Oficina de Empleo de la Comunidad de Madrid.

La incipiente recuperación del mercado laboral español tras una crisis que se ha prolongado más de siete años tiene su cara B: la caída a mínimos de la protección por desempleo. Según los datos que ha publicado este martes el Ministerio de Empleo correspondientes a enero, la tasa de cobertura del sistema cayó al 56,49% en el arranque del año. Hay que retrotraerse a abril de 2003, en las postrimerías de la crisis que sacudió España al inicio de aquella década, para encontrar una tasa tan baja.

Las razones de este desplome están en, por un lado, que la protección a los desempleados lleva cayendo de forma generalizada desde la reforma del sistema en 2013. A esto hay que sumar el hecho de que los parados de larga duración están agotando sus derechos a cobrar la prestación ante las dificultades que sufren para volver a ocuparse.

A cierre de enero había 2.416.786 beneficiarios con derecho a la prestación. Este número supone un descenso respecto al mismo mes del año anterior del 13,8%. En enero de 2014, la tasa de cobertura, que mide el número de parados que cobran la prestación con el volumen total de desocupados que han tenido un empleo antes de apuntarse a las listas del antiguo Inem, era del 61,39%. Frente a los 2,4 millones de parados con derecho a cobrar el subsidio, en enero había un total de 4,5 millones de parados, de los que 370.779 no tenían empleo anterior.

La mejora del mercado laboral, por su parte, se nota de forma evidente en el descenso del 23,5% en el número de solicitudes presentadas para cobrar la prestación, que se reducen a 727.255. En enero de 2013, periodo que quedará en los archivos como el peor de la actual crisis, esta cifra rebasó el millón mientras el número de beneficiarios alcanzaba los 3,06 millones.

Para hacer frente al incremento de los parados de larga duración, Gobierno y sindicatos han puesto en marcha una nueva prestación para este colectivo, siempre y cuando tengan cargas familiares. El número total de posibles beneficiarios se sitúa entre los 400.000 y los 450.000, según los cálculos de CC OO y UGT. Esto eleva el coste del nuevo programa a una cantidad que oscila entre los 1.000 y los 1.200 millones. Los perceptores cobrarán 426 euros al mes durante medio año.

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha avanzado que en los primeros 15 días de vigencia del programa se han registrado 59.011 solicitudes, de las cuales se han aprobado 8.539. Otras 30.000 solicitudes han sido remitidas y están siendo tramitadas en las comunidades autónomas. Su conclusión, ha continuado, depende de cuestiones como los itinerarios de activación. Según ha defendido Hidalgo en relación con esta cifra, el programa "está cogiendo el ritmo pensado para estos meses".

A la espera de que la ayuda empiece a notarse en las estadísticas en los próximos meses, la cuantía media bruta de la prestación contributiva de enero fue de 815,4 euros, lo que supone una disminución de 13,9 euros sobre el mismo mes del año anterior (-1,7%).

Más información