El consejo de Bankia se reúne este viernes para presentar las cuentas

El banco asumirá el coste de las reclamaciones por la salida a Bolsa si no hay reparto antes

El consejo de administración de Bankia y el de BFA, su matriz, se reunirán este viernes. Bankia aprobará las cuentas correspondientes a 2014 y en ellas tendrá que especificar el coste que asumirá por las reclamaciones judiciales que pueden llegar de los inversores que acudieron a la salida a Bolsa de la entidad.

El banco cotizado está a la espera de que el fondo estatal de rescate, el Fondo para la Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), decida sobre la parte de ese coste que tiene que asumir el Estado y la de Bankia. Pero en caso de que el Gobierno no se decida antes del viernes, la entidad asumirá la mayor parte de las reclamaciones, que oscilarán entre 600 y 900 millones según diferentes estudios.

Goirigolzarri también preside el consejo de administración de BFA, donde desempeña la representación del FROB. El ministro de Economía, Luis de Guindos, había aceptado que BFA asumiera el 62,5% del coste y Bankia soportara el 37,5% restante, lo que dejaría el impacto en las cuentas de la entidad en unos 225 millones (si se estima que las reclamaciones llegarán a 600 millones). Pero el Ministerio de Hacienda se resiste a esta solución, ya que entiende que las arcas públicas no tienen porqué incorporar ya un coste que depende de sentencias judiciales que aún no se han formalizado.

Más información
El Banco de España no debe opinar sobre el informe Bankia, dice el juez
Hacienda rechaza blindar a Bankia por las pérdidas de la salida a Bolsa
El Estado asume la mayoría del coste judicial por la salida a Bolsa de Bankia

Ante la falta de decisión del Ejecutivo, Bankia ya suspendió una vez la presentación de las cuentas de 2014, que estaba prevista para principios de mes. Pero ahora está obligada por el fin del plazo legal, que acaba este 28 de febrero.

Esta mañana, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dicho que la solución final al reparto de cargas entre BFA y Bankia debe ser "razonable", ante las posibles sentencias que den la razón a los accionistas tras la salida a Bolsa.

En una entrevista en RNE, el ministro negó que el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, haya salido rebelde. "No. Es un gran gestor", puntualizó. Según el titular de Economía se trata de un tema "muy simple" que supone establecer una evalución del impacto que podrían tener las eventuales sentencias condenatorias.

"Tenemos que establecer el impacto y distribuirlo" entre BFA y Bankia, continuó el ministro, para quien la solución será "razonable". En este sentido, De Guindos precisó que el análisis jurídico es el que se tendrá en cuenta para decidir y que se conocerá "en los próximos días". "No me corresponde a mi hacer esa valoración, puesto que la tienen que hacer los técnicos", puntualizó.

En cualquier caso, el ministro quiso dejar claro que la "potencialidad" de generación de beneficios por parte de Bankia es "mayor" que los posibles perjuicios que puedan suponer estas sentencias por la salida a bolsa. Para De Guindos, es preciso defender a Bankia y al contribuyente, y quien vea división entre BFA (controlada mayoritariamente por el FROB) y Bankia "se equivoca".

Por último, el ministro recordó que el objetivo es continuar colocando el capital entre inversores privados y vía pago de dividendos, porque Bankia "ya está en condiciones de comenzar a pagarlos".

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS