Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A la caza de una subvención pública para tu empresa

Internet está lleno de ayudas para proyectos de innovación. Saber encontrarlas requiere mucho tiempo. Nace una plataforma que las localiza

Buscar ayudas públicas para empresas en Internet no es fácil. Ampliar foto
Buscar ayudas públicas para empresas en Internet no es fácil.

Juan Quintanilla, ingeniero informático de 34 años, y sus cuatro socios en la consultora tecnológica Funciona consiguieron en 2013 una subvención de la Comisión Europea de 270.000 euros. Obtener ese dinero no estaba en sus planes cuando empezaron a desarrollar su idea, una plataforma para permitir a usuarios con un perfil técnico crear sus propias aplicaciones (Apps). Tuvieron algo de suerte. Se enteraron por unos colegas de que un grupo de empresas europeas estaba buscando un socio para idear un proyecto todavía más ambicioso: lanzar un canal en el que cualquiera fuese capaz de diseñar un juego para el móvil. Se unieron a ellos y ese consorcio de 12 empresas europeas fue el que finalmente recibió una ayuda de 10 millones de euros para dar vida a The Magellan Project.

“Enterarse de estas oportunidades no es fácil. En Internet hay mucha información de diferentes convocatorias, pero para conocer algo así hace falta ayuda”, asegura Juan Quintanilla, beneficiario junto a sus colegas europeos de la subvención Technologies and scientific foundations in the field of creativity de la Comisión Europea.

Aunque un proyecto tecnológico con otras 11 empresas de diferentes nacionalidades (francesa, alemana, británica, suiza y griega) pueda parecer caótico y casi imposible de desarrollar, solo hace falta voluntad y un hueco cada tres meses para reunirse cara a cara con el resto de socios. “Cada uno trabaja en su parte del proyecto, estamos en contacto continuo y es muy enriquecedor”, comenta Quintanilla.

En la plataforma Fundera se pueden encontrar 400 líneas de financiación en Europa y España, ayudas por un valor de 8.400 millones de euros

En cualquier caso, obtener estas subvenciones suele ser bastante más complicado. Solo el programa europeo Horizonte 2020, que financia proyectos de investigación e innovación, está dotado con 80.000 millones de euros hasta 2020, pero saber encontrar la convocatoria idónea requiere muchas horas de investigación. “Además de encontrar la subvención que encaja con tu idea, hay que saber cómo presentar y defender el proyecto, tanto a nivel técnico como económico. No solo debe estar bien, sino mejor que el del resto de empresas. La competitividad es brutal y los fondos son limitados”, señala Patricia Hidalgo, de la consultora Global Approach Consulting, con más de 15 años de actividad.

Para facilitar las búsquedas de financiación pública a los empresarios, Diego Soro, ingeniero en telecomunicaciones y profesor del Venture Lab del Instituto de Empresa, ha lanzado la plataforma gratuita Fundera. En este buscador se pueden encontrar ayudas para proyectos de innovación por un valor total de 8.400 millones de euros, de los que 6.000 millones son subvenciones a fondo perdido y 2.400 se destinan a préstamos con un interés muy bajo.

Fundera agrega información de unas 400 líneas de financiación en Europa y España. “El problema de las ayudas es que están atomizadas en mil organismos diferentes. Nuestra intención es democratizar el acceso y ahora mismo no existe nada parecido”, asegura Soro. Él y su equipo han desarrollado un software que extrae de forma automática las publicaciones de los diferentes organismos públicos en tiempo real.

La web clasifica las ayudas en Startup, pyme, centro de investigación o gran empresa. Se pueden hacer búsquedas por sectores a nivel europeo, nacional (fundamentalmente ayudas de ENISA o CDTI, dependiente del Ministerio de Economía) o regional (líneas de financiación de las comunidades autónomas). De momento solo está disponible en España, pero su intención es abrir en otros países europeos a lo largo de 2015 y en América Latina.

Además de ofrecer acceso a las líneas de financiación, a través de la plataforma se puede contactar con expertos en consultoría para conocer qué ayudas se adecuan más a cada empresa. “Las evaluaciones son muy rigurosas y la mayoría de empresas no disponen de recursos para diseñar propuestas que cumplan todos los requisitos técnicos. Para eso están los consultores”, añade Soro. Los honorarios de estas empresas están ligados al éxito, lo que quiere decir que si el solicitante no logra la subvención, el consultor no cobrará por el servicio prestado (en el caso de las convocatorias nacionales). Se conoce como success fees (tarifa de éxito) y suele estar entre el 5 y el 7% de la cuantía conseguida. En el caso de ayudas internacionales suele pactarse un fijo.

¿Cómo se buscan socios internacionales para concurrir a subvenciones conjuntas? ¿Cómo se conforma el presupuesto del proyecto para que sea equilibrado entre los socios y coherente con la parte técnica? “Estas y otras cuestiones de vital importancia se pueden escapar del conocimiento habitual de los emprendedores. Elaborar una propuesta es tan complejo que hasta han existido ayudas públicas para contratar a consultoras especializadas”, indica Patricia Hidalgo.

Además de los informes iniciales, que deben ser presentados en inglés, en el caso de que la empresa consiga la subvención deberá presentar memorias anuales y justificaciones técnicas y económicas para conservar la ayuda. “Tienes que cumplir escrupulosamente todo aquello con lo que te habías comprometido”, dice Juan Quintanilla, de Funciona. “En caso de no hacerlo, te bloquean el pago hasta que cumples con los objetivos. Recibir una ayuda europea es un compromiso difícil de gestionar”.

Más información