Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buffett pone una pica en Europa

El oráculo de Omaha compra una cadena dedicada a artículos para motocicletas, con 70 tiendas en Alemania y Austria

Warren Buffett, presidente ejecutivo de Berkshire Hathaway
Warren Buffett, presidente ejecutivo de Berkshire Hathaway Bloomberg

Warren Buffett pone la mirilla de su ingente batería de inversión en Europa, con la compra de una cadena alemana dedicada a la venta de artículos y accesorios para motocicletas. Berkshire Hathaway, el instrumento financiero a través del que el oráculo de Omaha ejecuta sus compras, acaba de adquirir la compañía Devlet Louis Motorradvertriebs por 400 millones de euros. Es la primera adquisición directa que hace el conglomerado en el Viejo Continente.

El desembolso es menor si compara con el efectivo que Berkshire puede movilizar. Pero en este caso, el movimiento se ve más como clara declaración de intenciones. Aunque Buffett concentra sus inversiones en compañías “made in USA” con una marca muy consolidada como Coca-Cola, IBM o Heinz, también dijo que no pestañeará si se le presenta una oportunidad fuera.

La compra se realizó en diciembre, cuando la de Duracell, pero no se hizo pública hasta ahora. Louis opera 70 tiendas en Alemania y Austria. Es un negocio muy localizado que genera unos 265 millones de euros en ventas anuales, según indica el Financial Times. Por ponerlo en contexto, los ingresos de Berkshire Hathaway ascendieron a 51.200 millones de dólares en los nueve primeros meses de 2014.

Los resultados de cierre de ejercicio se presentarán en las próximas dos semanas, junto a la tradicional carta a los accionistas. El conglomerado está presente en compañías muy diversas, desde el negocio de seguros con Geico, pasando por empresas energéticas como Suncor, además de concesionarios de coches, compañías ferroviarias, bancos y negocios vinculados al consumo.

No es la primera excepción a las reglas que guiaron durante cinco décadas la filosofía de Buffett. Berkshire Hathaway ya puso antes capital en PetroChina, la matriz del fabricante de coches eléctricos BYD Auto y la israelí IMC International Metalworking. Sin embargo, en el pasado admitió que tenía una asignatura pendiente con Europa. El mismo comenta al FT que “logró romper el código en Alemania”.

La operación, como se comenta en los corrillos de Wall Street, abre por tanto la puerta a más compras en el Viejo Continente. Warren Buffett ya dijo públicamente en las últimas juntas de accionistas que la crisis en Europa presenta muchas oportunidades para hacer negocio. Pero el veterano inversor debe su éxito en el hecho de ser paciente y meticuloso cuando pone a funcionar el dinero.

Buffett ya insinuó a comienzos de año en una entrevista con la cadena Fox Business que iba a comprar “algo pequeño en Europa”. Pero después dejó clara su preferencia por “cosas grandes” frente a las de tamaño medio. Fue Ute Louis, la vida del fundador Detlev Louis, la que decidió hacer el primer movimiento mostrando su interés por ponerse bajo el paraguas de Berkshire Hathaway.