Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de la CNMC: “Telefónica cuenta con una posición de ventaja”

José María Marín pide más recursos humanos humanos para el regulador

José María Marín Quemada, presidente de la CNMC
José María Marín Quemada, presidente de la CNMC

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín, ha manifestado este miércoles que le produjo “desasosiego” la proposición del PP en el Senado para que el Gobierno instara al organismo a modificar la regulación de la fibra óptica, que luego retiró momentáneamente. El intento del PP, que originó una fuerte controversia en el sector de telecomunicaciones y en el entorno político, habría beneficiado a Telefónica.

A juicio de Marín, “Telefónica cuenta en este mercado con una posición de ventaja y la situación competitiva no ha mejorado en los últimos años”. Para introducir mayor competencia, la CNMC propuso crear una oferta mayorista de acceso indirecto específica para el segmento empresarial, lo que permitirá la prestación de servicios de acceso de banda ancha de alta calidad a las empresas. Marín ha subrayado que la propuesta trata de garantizar la competencia efectiva y promover la inversión en redes de acceso de nueva generación, así como obligaciones regulatorias diferenciadas para la red de cobre y la nueva red de fibra óptica. Durante un año y de forma transitoria, Telefónica debería desarrollar una oferta mayorista de acceso indirecto sobre la fibra óptica nacional sin el límite de 30 Mbps, según la CNMC.

Marín ha comparecido ante la Comisión de Economía del Congreso de Diputados para presentar el Plan de Actuación del organismo. En su exposición ha defendido el modelo de regulador elegido por el Gobierno, pero reconoció la existencia de trabas en su funcionamiento. “La integración de regulación y competencia es una opción tan buena como cualquier otra y probablemente mejor que la mayoría de las alternativas. Otra cuestión es cómo se desarrolla ese diseño en la práctica; pero me interesa subrayar que buena parte de los retos a los que se enfrenta la CNMC no están relacionados con el modelo elegido, sino con otras cuestiones”, ha añadido.

También aprovechó la comparecencia para pedir apoyo al Parlamento para dotar al organismo de los recursos humanos. Eso exige, reseñó, cambios en la ley. Recordó que el 60% de la plantilla es personal laboral no funcionario y la diversidad de convenios heredados que no permiten extender a todos los trabajadores los mismos derechos. Destacó la necesidad de “seguir contando con profesionales formados y capaces de realizar las funciones que la CNMC tiene encomendadas”.

Materia para el debate sobraba, y Marín no escurrió el bulto. Manifestó su queja por el hecho de que Industria haya presentado la ley de hidrocarburos sin el informe de la CNMC y usado la ley de metrología para introducir cambios en los peajes eléctricos. En ese sentido, manifestó que confía en recuperar las competencias, amparado en la normativa comunitaria. Asimismo, reconoció que le preocupa, “y mucho”, la proliferación de los votos particulares discrepantes en la Sala de la Competencia.

Más información