Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las azafatas de Qatar Airways tienen que pedir permiso para casarse

Un sindicato denuncia al 'Washington Post' que solo contrata auxiliares de vuelo solteras

Un avión de Qatar Airways despega desde el aereopuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.
Un avión de Qatar Airways despega desde el aereopuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. EP

La compañía aérea Qatar Airways solo contrata TCP (tripulantes de cabina de pasajeros) solteras y les obliga a pedir permiso a la empresa cuando quieren casarse. Así lo denuncia el sindicato de auxiliares de cabina International Transport Workers Federation (ITF) al Washington Post, que afirma que las TCP deben permanecer cinco años como empleadas solteras antes de poder contraer matrimonio, a menos que reciban permiso de la empresa. El sindicato ya presentó el año pasado una denuncia ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por las condiciones de trabajo, a su juicio "inaceptables", a las que se enfrentan las tripulantes de Qatar Airways.

Según esta información, publicada el viernes por el diario estadounidense, la aerolínea catarí también obliga a sus tripulantes de cabina a informar a la empresa "lo antes posible" en caso de quedarse embarazadas. En todo caso, el embarazo puede ser motivo de incumplimiento de contrato y conllevar el despido de la aerolínea. En Qatar la pérdida del puesto de trabajo lleva aparejada la deportación del país si se trata de un empleado extranjero, ya que perdería inmediatamente el permiso de residencia temporal en la capital, Doha. Según las cifras de este sindicato, el 90% de los empleados de la aerolínea no tienen nacionalidad catarí.

El máximo responsable de la división de aviación civil y turismo de la ITF, Gabriel Mocho, califica en declaraciones a EL PAÍS de "inaceptable" el trato que reciben las auxiliares de Qatar Airways, tanto en horario de trabajo como fuera de él. "En Doha viven en edificios de la compañía, con vigilancia 24 horas y toque de queda", explica Mocho. "No estar en su apartamento antes del toque de queda puede suponer su despido inmediato". El sindicato, expone Mocho, denunció el pasado año ante la OIT el trato que reciben sus empleadas y este organismo admitió a trámite la queja en noviembre. "Creemos que la aerolínea incumple la convención 111 de la OIT sobre discriminación en lo relativo a razones de género", añade por teléfono.

El responsable de experiencia del cliente de Qatar Airways, Rossen Dimitrov, matizó en un comunicado las acusaciones vertidas por la ITF y remarcó que el personal de cabina de la compañía "no tiene por qué estar soltero ni permanecer soltero". "Los contratos de empleo utilizan el término single status, comúnmente utilizado en muchas compañías del Golfo. El personal de cabina no tiene que pedir permiso para casarse", subraya. Según Dimitrov, "por razones de salud y de seguridad y siguiendo la normativa de Aviación Civil de Qatar, los embarazos deben notificarse a la empresa".

A finales de enero, la compañía aérea catarí se convirtió en primer accionista de IAG, el grupo de aerolíneas que agrupa a British Airways, Iberia y Vueling, al hacerse con un paquete accionarial del 9,99% de su capital. Qatar Airways, miembro de la alianza One World —a la que también pertenecen la británica y la española— desde 2013, tiene vuelos regulares directos a Madrid y a Barcelona desde Doha y es uno de los patrocinadores de referencia del FC Barcelona.

Qatar incrementa las frecuencias entre Barcelona y Doha

Ajena a la tormenta desatada por la información que publicó el viernes el Washington Post, Qatar Airways ha inaugurado este lunes sus nuevos vuelos adicionales entre Barcelona y Doha, la capital catarí. La compañía incrementa así de 10 a 14 el número de frecuencias semanales entre el aeropuerto de El Prat y el recién inaugurado aeródromo de Hamad, hasta los dos servicios diarios.

Más información