Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España repite como primer beneficiario del BEI en 2014

El brazo financiero de la UE destina un 12% más a España y se centra en las pymes

El vicepresidente del BEI, Román Escolano, este viernes en la presentación de los datos de actividad de 2014.
El vicepresidente del BEI, Román Escolano, este viernes en la presentación de los datos de actividad de 2014. EFE

España volvió a ser en 2014 —por undécimo año consecutivo— el máximo receptor de fondos del Banco Europeo de Inversiones (BEI), el brazo financiero de la UE. La entidad pública comunitaria destinó el pasado un año un total de 11.897 millones de euros a la financiación de proyectos en España, cifra récord en la historia del organismo y un 12% superior a la registrada un año antes. Pese a que esta cifra consolida la senda de crecimiento ininterrumpido de los tres últimos años, representa el menor alza del periodo. El 66% de los fondos asignados a España, algo más de 7.600 millones de euros, se dedicaron a la financiación de proyectos de pequeñas y medianas empresas, un 57% más que un año antes y cuatro veces más que la asignación de 2010.

“Ha sido un año de actividad muy intensa y satisfactoria en lo que a financiación de proyectos en España se refiere”, ha destacado el vicepresidente del organismo, Román Escolano, en una conferencia de prensa organizada este mediodía en Madrid. "La cifra refleja que se han superado los efectos de la crisis financiera. No solo hemos recuperado los niveles anteriores, sino que hemos logrado un récord de financiación", ha remarcado el directivo del BEI.

El representante español en el consejo de administración del banco público europeo ha destacado la importancia de 2015, un año "intenso" que tendrá como mayor hito el lanzamiento definitivo del denominado Plan Juncker, el macrofondo comunitario que pretende levantar un total de 315.000 millones en tres años para la financiación de proyectos de inversión en transporte, energía, telecomunicaciones, infraestructura social e I+D. El BEI —"pieza central" en el proyecto paneuropeo de inversión, según Escolano— participará con 5.000 millones que complementarán los 16.000 millones procedentes de los presupuestos públicos de la Unión. Sobre estas cantidades hay que aplicar el efecto multiplicador previsto por la entrada del sector privado, con el que el Ejecutivo comunitario pretende llegar a los 315.000 millones prometidos para reactivar la economía de la UE.

El impulso financiero del BEI contrasta con la negativa evolución del crédito en España, que registró en 2014 su sexto ejercicio consecutivo de descensos. Según datos del Banco de España presentados esta misma semana, la financiación a empresas cayó un 3,4% el pasado año. Pese al abaratamiento de los tipos de interés, la evolución de los préstamos concedidos a familias fue aún peor, con una caída del 4,7% interanual.