Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bankia cree que los peritos actuaron mal “intencionadamente”

La entidad los acusa ante el juez de subjetividad y de hacer afirmaciones parciales

El reparto de costes por posibles reparaciones por la salida a Bolsa sigue en el aire

Los dos peritos del caso Bankia, Víctor Sánchez, a la izquierda, y Antonio Busquets
Los dos peritos del caso Bankia, Víctor Sánchez, a la izquierda, y Antonio Busquets EFE

Existía gran expectación por conocer los contrainformes de Bankia y su matriz BFA para refutar las graves acusaciones realizadas por los peritos del Banco de España, Víctor Sánchez y Antonio Busquets. Aunque todavía BFA y Bankia no han entregado al juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, los documentos completos, las dos entidades sí han presentado unos duros escritos de resumen en los que rechazan todas las acusaciones de los expertos y los acusan de actuar mal con intencionalidad.

Con estos argumentos, se oponen a la fianza civil solicitada por UPyD de 4.112 millones reclamada para hacer frente a los posibles daños causados por salir a Bolsa con las cuentas maquilladas, como les acusaron los empleados del Banco de España.

Estos duros escritos llegan después de un interrogatorio que duró 19 horas y en el que, según diferentes fuentes presentes en la sala, los abogados de BFA, Bankia y el FROB no consiguieron tumbar las tesis de los expertos del Banco de España.

En los casi diez folios que dedican los abogados de BFA, Esteban Astarloa y Francisco José Abajo, rebaten gran número de supuestas contradicciones de los peritos y dicen: “Más aún el análisis pericial parece haberse realizado intencionadamente al margen de la realidad económica y muy especialmente del trabajo de los equipos del Banco de España”. También dicen que en las afirmaciones relativas a la salida a Bolsa de Bankia, “los informes contienen afirmaciones que podrían considerarse inexactas y parciales”. Los letrados de BFA destacan que “tras más de un año y medio de análisis, los señores Busquets y Sánchez han emitido informes periciales distintos. En ellos existen discrepancias que alcanzan los cientos o miles de millones”. En el interrogatorio, los peritos aclararon que habían realizado escritos diferentes porque analizaron épocas distintas y aspectos diferentes de Bankia. Afirmaron que el juez se lo autorizó.

Para BFA, las discrepancias, “permiten apreciar la subjetividad de gran parte de los criterios contables”. Y añaden una frase rotunda: “Las opciones contables son diversas en muchos casos, y todas ellas válidas; también lo eran las que adoptaron Bankia y BFA en sus cuentas”.

No evitan acusaciones al carácter profesional del trabajo, pese a que ambos, sobre todo Busquets, cuenta con larga experiencia y prestigio: “Pueden advertirse errores metodológicos”. Sostienen esta frase diciendo que los peritos afirmaron que Bankia tenía créditos morosos por 1.859 millones “sobre la base de 50 acreditados frente a un total de 23.000”. Este asunto también se debatió en el interrogatorio y los peritos dijeron que pidieron más datos sobre los clientes a Bankia, pero esta se negó a facilitarla. Andreu admitió que Bankia no colaboró en todo pero que tampoco estaba obligada por estar acusada.

Los abogados niegan que pudiera haber pérdidas ocultas en Bankia porque contaba con provisiones genéricas suficientes. “Ignorar esta provisiones es sencillamente inexplicable y evidencia la falta de objetividad y consistencia de su análisis”, concluyen.

El demoledor informe de los peritos, que concluye que Bankia salió a Bolsa con unas cuentas falseadas, puede desencadenar una cascada de demandas por parte de los miles de inversores que compraron acciones. Aún está en el aire, según fuentes financieras, cómo se repartirá el coste de las posibles reparaciones entre Bankia y BFA, que es la matriz, controlada por el FROB, informa Amanda Mars. La salida a Bolsa captó unos 3.100 millones, pero las demandas potenciales serían por un montante inferior ya que no participarían los inversores institucionales. Aun así, asumir el coste en solitario sería un apuro para Bankia, que presenta el lunes sus resultados.

Fe de errores

En una versión anterior de este texto, se decía que la salida a Bolsa captó 31.000 millones en lugar de 3.100 millones.

Más información